¿Qué sucede cuando el padre de tu hijo lo rechaza?

Todas quisiéramos ver a nuestros angelitos felices, protegidos y amados por todos… pero ésta no es la historia de todas.

No hay nada más doloroso para una madre que ver como alguien desprecia a su hijo y más doloroso es cuando el desprecio viene del hombre que le dio vida a ese pequeñito.


El rechazo es una de las experiencias más dolorosas que se puede vivir, sobre todo cuando se produce en la infancia y además, cuando proviene del propio progenitor. El rechazo implica que no han sido satisfechas las necesidades básicas de amor y aceptación, indispensables para constituir una mente sana y, agregaría, un cuerpo sano en el niño.
Pueden existir diferentes razones por las que el hijo puede ser rechazado por su padre, una de ellas es el llamado El síndrome del “patito feo” que se manifiesta de diversas formas, pero siempre lleva implícito el mismo mensaje para el hijo: “No me gustas”.

Otras razones por las que se puede sentir rechazo hacia un hijo son, por ejemplo, que haya nacido cuando no se deseaba un hijo, o porque padece alguna enfermedad desde pequeño que esclaviza y abruma a los padres.

La realidad de muchas madres, revela el desconsuelo de tener que enfrentar el rechazo del hombre que amó (o sigue amando) hacia su hijo. Esa es una herida que duele profundamente.

Lo cierto es, que este comportamiento masculino, las mujeres no llegarán a entenderlo nunca. Tampoco se puede forzar a un padre a amar a su hijo. Ni tampoco es posible ocupar el lugar de padre porque, sencillamente, no lo somos. La aceptación, la fortaleza y la tranquilidad son habilidades indispensables para salir adelante.
A continuación, te describimos los tipos de padres abandonicos y las diferentes reacciones hacia sus hijos.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"