Qué hacer cuando tu esposo se queda sin empleo

Muy pocas personas pueden decir que tienen el resto de su vida asegurado: la inmensa mayoría de los mortales debemos trabajar para vivir y de acuerdo a las situaciones particulares, así como de las decisiones financieras y los errores o aciertos en la administración del dinero, unos cuantos están en rojo y endeudados en mayor o menor medida.

Además, todos los matrimonios tienen momentos de crisis económica, especialmente si uno de los miembros de la pareja se ha quedado sin trabajo.

Por razones socioculturales, el problema puede ser más grave si el desempleado es el hombre y no la mujer.

Shock

Cuando el hombre se queda sin empleo, la mujer se convierte en el sostén de la casa. Esto que pueda parecer tan normal, ya que de una pareja se trata, a través del tiempo puede volverse costumbre y transformarse en un serio problema.

Las tensiones en pareja cuando uno de los dos es el que lleva toda la carga económica, pero toma una especial característica cuando la mujer pasa a ser el único sostén del hogar.

Para el hombre, perder el trabajo y tardar en encontrar otro o directamente no encontrarlo, se constituye en un gran golpe a su autoestima y hasta ser un verdadero shock emocional. Su estado de ánimo puede llegar a decaer fácilmente y mostrarse irascible y hasta agresivo con sus hijos o su esposa.

En muchos casos, la mujer puede adquirir un carácter más fuerte o al revés, permitir que su pareja abuse o se aproveche de la situación.


¿Qué hacer?

A veces resulta difícil conseguir empleo. La situación económica en general y algunas circunstancias particulares, como la formación, la edad, la existencia o no de enfermedades, pueden transformarse en insalvables escollos.

Esta situación afecta de muy diversas maneras a las personas: algunos salen a rebuscarse en lo que sea, otros emprenden micronegocios, pero algunos se abandonan y aceptan la situación, aceptando su situación de “mantenido”.

¿Cómo se puede encarar la situación de una manera productiva y saludable para la pareja?

Estos son algunos tips importantes que servirán para sortear este difícil momento.

1. La pareja necesita hablar y poner las cosas bien claras. A veces resulta difícil hablar de dinero en pareja, pero en estos casos es una obligación hacerlo. Lo primero es realizar un balance de lo que se debe y hacer un presupuesto de los gastos mensuales, así como de los ingresos que se perciban por parte de la mujer. Deben elaborar un presupuesto mensual y ceñirse a él, haciendo los sacrificios necesarios para que los números se equilibren.

2. Si el hombre no está aportando económicamente al hogar, no significa que “no puede hacer nada”. Evitar gastos y ahorrar puede ser tan importante como traer dinero. Por ejemplo, él puede perfectamente hacer la comida, encargarse de la limpieza o cuidar a los chicos, obteniendo un importante ahorro. Estamos en el siglo XXI y no hay lugar para tontos machismos, especialmente si la situación económica es difícil.

3. Los problemas económicos llevan a las quejas y si estas son continuas, deteriora notablemente el ambiente de armonía que debe existir en un hogar. Antes de expresar una queja, piensen más bien una solución: al enunciar el problema y la solución al mismo tiempo, el primero pasará automáticamente a ser menos importante.

4. Establezcan horarios y una rutina para quien no está con empleo. Esta persona debe tener un horario para realizar las tareas del hogar y otro para dedicarse a buscar empleo. De esta manera seguirá igualmente aportando.

5. El diálogo debe ser permanente, para planificar estrategias que ayuden a salir del difícil momento que están pasando. Cada uno tiene sus propios problemas, uno en su trabajo y el otro en buscarlo: deben compartirlos, hablar de ellos, escucharse uno al otro, ser comprensivos. De esa forma compartirán la carga y todo será más llevadero.

6. Independientemente de la cantidad de dinero que lleve cada uno a la economía hogareña en este momento, el aporte al hogar debe ser mutuo y puede no ser solo en efectivo. Lo importante es valorar lo que cada uno está haciendo por el bien común.

7. Es fundamental que se eviten los reclamos de uno a otro, ya que no llevan a nada bueno y por el contrario, puede aumentar la tensión entre ambos. Comprensión es la palabra clave para superar este momento.

8. Si del anterior trabajo vino una compensación por despido o similar, es necesario tener un plan de administración. En líneas generales, esa compensación cubre una determinada cantidad de tiempo y como tal debe considerarse, no como un “extra” que podrá utilizarse en comprar cosas que se deseaban. Guardarlo en una caja de ahorro para utilizarlo a medida que haga falta es lo más inteligente y seguro, porque mentalmente nos cuesta asimilar que en el próximo mes no vendrá otro pago.

9. Planifiquen una “economía de guerra”, supriman todo lo que no sea necesario. Puede ser un diario, una revista, la señora que limpia, el TV cable o lo que sea que sirva para bajar los gastos. Ya vendrán tiempos mejores.

10. La comprensión hacia el que se quedó sin empleo no implica que no deba hacer nada. Por el bien de ambos, deben establecer los aspectos en los que él, de ahora en adelante, podrá aportar para el hogar y cumplirlos fielmente. La mujer se verá respaldada y él se sentirá útil.

11. La mujer debe estar muy atenta al estado de ánimo: los rechazos en la búsqueda de empleo pueden ser difíciles de afrontar. El apoyo es otra de las palabras claves.

12. Lo fundamental es entender que este es un momento difícil pero que podrán superarlo en pareja. Sin una actitud positiva es difícil salir de estas situaciones.

Oportunidad

Los problemas económicos llevan, en muchísimos casos, a graves problemas de convivencia e inclusive al fin de la pareja, pero también son una oportunidad de fortalecer la pareja.

Suele decirse que detrás de una crisis hay una oportunidad. A veces, sumidos en los problemas, no la vemos, pero allí está.

Si la situación se utiliza para reforzar el diálogo y hacer más poderosa la unión, de lo negativo saldrá algo positivo, más tarde o más temprano.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"