Pretty Woman: una película clásica que iba a ser otra cosa ¡y sin Richard ni Julia!

A casi 30 años de su lanzamiento, Pretty Woman es ya un clásico del cine, donde la hermosísima Julia Roberts y el súper galán Richard Gere forman una pareja de ensueño.

El icónico film, sin embargo, no parecía tener tantas pretensiones: con escaso presupuesto y papeles rechazados por varias estrellas, rompió todos los esquemas y fue un éxito económico rotundo y el espaldarazo definitivo para sus protagonistas.

Estas son algunas curiosidades de esta película, estrenada el 23 de marzo de 1990, que quizás no conocías.

No era Julia

Aunque resulte difícil pensar en otra persona que encarne mejor a Vivian Ward, no fue fácil para Roberts obtenerlo.

En realidad, ella fue originalmente considerada para un papel secundario y decenas de actrices desfilaron para obtener el protagónico: Karen Allen, Molly Ringwald, Meg Ryan, Mary Steenburgen, Michelle Pfeiffer, Daryl Hannah, Valeria Golino, Jennifer Jason Leigh, Heather Locklear, Jodie Foster, Helen Hunt, Helen Slater, Bridget Fonda, Robin Wright Penn, Lori Loughlin, Diane Lane, Kyra Sedgwick y Brooke Shields, algunas de las cuales rechazaron el rol por considerarlo humillante para las mujeres. Jennifer Connelly, Winona Ryder y Drew Barrymore también realizaron audiciones para lograr el papel, pero las rechazadas por ser muy jóvenes.

Superman, Rocky o Tony Manero

Tampoco fue nada fácil para Gere lograr el papel de Edward Lewis y más que selección, fue un descarte: el director Garry Marshall quería a Christopher Reeve para el papel principal, pero al no contar con el actor de Superman, Al Pacino fue su segunda opción. Este inclusive leyó partes del guion con Roberts, pero finalmente renunció.

El director pensó entonces en Daniel Day-Lewis, Denzel Washington u John Travolta, mientras que el estudio consideró ofrecer el papel a Sylvester Stallone. Nada de esto prosperó.

Burt Reynolds también rechazó el papel de Edward Lewis y en una entrevista de 2012, bromeó diciendo que luego de ver las escenas de sexo con Julia Roberts, se había arrepentido de no haber aceptado el papel.

Afortunadamente (y a pesar de Marshall) Gere obtuvo finalmente el papel del protagonista.

Un gran, gran negocio

Si de dinero hablamos, Pretty Woman redituó con creces el capital invertido en su realización.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"