Por qué mi novio no eyacula cuando tenemos relaciones.

La eyaculación masculina es un proceso donde intervienen factores musculares y neurológicos. Básicamente éstos se encargan de depositar el semen en la uretra, para que posteriormente, el mismo pueda salir al exterior. Principalmente existen dos problemas sexuales asociados a este proceso. Uno de ellos es la eyaculación precoz, que consiste en terminar recién iniciado el coito, y el segundo caso que se conoce como incapacidad para eyacular o disfunción eyaculatoria, que son casos en los que el hombre no consigue eyacular. Comúnmente la falta de eyaculación responde a causas psicológicas, pero también existen enfermedades que pueden ser responsables, como la diabetes o enfermedades neurológicas, etc.

Cómo se produce la eyaculación

La eyaculación masculina suele confundirse también con un orgasmo, sin embargo es importante saber que son procesos distintos, por lo que puede existir eyaculación sin orgasmo y también orgasmo sin eyaculación. Mediante La estimulación sexual se logran despertar impulsos nerviosos que activan los órganos sexuales masculinos tales como: próstata, glándula bulbo-renal y vesículas seminales, aumentando de esa manera la capacidad para segregar sustancias que forman el semen, junto con los espermatozoides. Luego, cuando la excitación llega a un punto bastante elevado, se activan los nervios del sistema nervioso autónomo. En términos sencillos, éste se encarga de tomar el control de las acciones que el cuerpo ejecuta de manera involuntaria. Como sabrás, la eyaculación se lleva a cabo mediante acciones involuntarias, es por eso que el hombre no puede hacer nada para evitarla. A ese momento en el cual los músculos del aparato reproductor masculino se contraen, la próstata libera un fluido y las vesículas liberan el fluido seminal, se lo llama período de no retroceso.

A continuación te contaremos algunas diferencias entre eyaculación y orgasmo:

1- Diferencia entre eyaculación y orgasmo

Las investigaciones que hablan acerca del funcionamiento sexual masculino, revelan que la eyaculación normalmente se llega a producir cuando la excitación alcanza un punto bastante elevado en el cerebro o en la médula espinal, negando que se llegue a producir cuando existe una cierta cantidad acumulada de semen. Por otro lado, a diferencia de la eyaculación, el orgasmo sí va acompañado de semen, que es lo que comúnmente sucede, sin embargo, hay que saber que también existen los orgasmos secos. Claro, en ambos casos se alcanza el orgasmo, pero las sensaciones varían por una razón lógica, esto sucede porque el paso del semen a través de la uretra genera sensaciones agradables en el hombre.

El orgasmo incluye una contracción de los músculos genitales y el aumento de la frecuencia respiratoria, también una intensa sensación de placer. Al alcanzar el orgasmo el hombre también expulsa el líquido seminal, pues ese proceso se conoce como eyaculación. Para que la eyaculación exista son necesarios dos aspectos: Por un lado la excitación sexual, y por el otro el funcionamiento de los órganos sexuales masculinos que permitan extraer el semen.

También cabe decir que un hombre puede no eyacular pero sí tener un orgasmo. A partir de ahí podemos plantear diferentes causas de por qué un hombre no eyacula al tener relaciones sexuales.

2- Causas psicológicas de la eyaculación retardada


Seguramente en algún momento te has preguntado el motivo por el cual tu novio no consigue eyacular al momento de tener relaciones sexuales contigo. En ese caso es la falta de excitación una de las cuestiones a plantearse, ya que como verás, la excitación podemos decir que está relacionada con el cerebro y claro, es este órgano el que tiene mayor importancia para recibir estímulos sexuales provocados por la excitación.

Para que se produzca la eyaculación, primero es necesario que se alcance cierto grado de excitación (un grado muy elevado), por eso, es probable que la falta de estímulo sea la causante de la eyaculación retardada. A veces pensamos que los “juegos” preliminares están demás, pero la verdad es que, tanto en el hombre como en la mujer, es una parte fundamental antes o durante el coito. Sin embargo, la falta de excitación simplemente puede retardar la eyaculación, no así eliminarlo por completo.

La falta de excitación puede estar ligada a otros factores:

3- Falta de atracción: La falta de atracción o también los problemas en la pareja pueden afectar directamente a la vida sexual de ambos, pues la distancia emocional que se genera a raíz de eso hace que el deseo sexual disminuya. Aparte de eso, también pueden generar estrés y preocupaciones que de una u otra forma, les impedirá mantenerse concentrados durante las relaciones sexuales.
Creencias religiosas: Aunque parezca poco creíble, en muchas ocasiones, esto también supone una barrera para disfrutar a plenitud del sexo. Muchas veces es probable que hagan al hombre ver o percibir el sexo como algo negativo y, por consiguiente, esto no le posibilite tener relaciones íntimas placenteras.
Acontecimientos traumáticos: Haber experimentado un acontecimiento traumático de tipo sexual en el pasado, puede hacer que a la persona le impida disfrutar de las relaciones íntimas. Nos referimos principalmente a: haber sido víctima de abuso sexual, ser víctima de una infidelidad muy grande, etc.

4- ¿La ansiedad puede provocar retardo en la eyaculación?

Efectivamente la ansiedad es otra de las causas que puede provocar la ausencia de eyaculación en el hombre. Aunque nos percatemos poco de este detalle, tanto el estrés como la ansiedad, son factores que influyen más de lo que creemos a la hora del sexo. Como habíamos dicho anteriormente, la excitación está ligada al cerebro, pues con estos pensamientos negativos lo único que logras es interferir la excitación en cierto modo, por eso, es poco probable que tu novio termine eyaculando cuando tienen relaciones sexuales. Es por eso que a la hora del sexo, la pareja primeramente debe saber cómo relajarse, es muy recomendable liberarse de todos los problemas y una vez que ambos estén preparados, tanto física como mentalmente, pueden disfrutar de la actividad sexual. Además, una masturbación excesiva también puede hacer que el hombre tenga una mayor dificultar para eyacular al tener relaciones sexuales.

5- Causas físicas de la eyaculación retardada

La eyaculación retardada no sólo es a consecuencia de ciertos aspectos psicológicos, también es posible que algunas enfermedades o afecciones físicas impidan que el organismo funcione de manera adecuada para dar lugar a la acción de eyacular. Si bien tener una eyaculación retardada a causas de problemas físicos se da con menos frecuencia, es una posibilidad que no hay que descartar, ya que no sólo tiene que ver con problemas físicos, sino también los hábitos que llevamos pueden acarrearnos este tipo de consecuencias. Al hablar de hábitos específicamente nos referimos a lo que consumimos y que pueden llegar a afectarnos. Otro aspecto a tener en cuenta es el exceso de masturbación, éste es un aspecto que sin duda puede hacer que la persona se vea perjudicada a la hora de tener relaciones sexuales. Éstas son algunas causas físicas que pueden impedirnos eyacular:

6- Afecciones en el cuerpo:
Muchas veces existen ciertas afecciones en el cuerpo que pueden impedir que el semen pueda ser transportado correctamente hacia el exterior, este tipo de problemas, en consecuencia, hará que la eyaculación termine ejecutándose sin éxito alguno. Normalmente las obstrucciones de los conductos por los cuales debe pasar el esperma para terminar por salir al exterior, pueden ser a causa de ciertas infecciones del cuerpo. Existen algunas enfermedades que tienen una mayor influencia para que la eyaculación sea retardada. Las más comunes son la diabetes y las infecciones urinarias o de próstata. Por eso, si empiezas a tener ciertos problemas a la hora de eyacular y no lo ves como un problema de carácter psicológico, lo recomendable es acudir a un médico para una revisión o mejor a un sexólogo, que también podría indicarte cuál podría ser la causante principal de la obstrucción en la vías seminales.

7- Medicamentos, drogas y alcohol: Como mencionamos anteriormente, no sólo se trata de infecciones, sino también lo que consumes puede provocarte retardo en la eyaculación. Por un lado están los medicamentos, como son los antidepresivos, los ansiolíticos, los antipsicóticos y los tranquilizantes, que pueden terminar afectando a la salud sexual. Todos ellos, además de afectar al deseo y a la capacidad para mantener la erección, también pueden provocar disfunciones en la eyaculación. Por otro lado también están las drogas, principalmente el tabaco, la heroína, los opiáceos y la cocaína son los que pueden afectar a la erección y producir retardos en la eyaculación. También el alcohol genera efectos no tan positivos en la cama, por más que se crea que sus efectos son afrodisíacos, puede hacer demorar la eyaculación o interrumpirla totalmente, esto sucede porque los sentidos se encuentran embotados y por ende, la erección no opera en su máximo potencial.

8- Alteraciones hormonales: Las alteraciones hormonales también pueden llegar a afectar a proceso de eyaculación. Como verás, la eyaculación es un acto lleno de efectos físicos, mentales y emocionales, y de acuerdo con algunas investigaciones realizadas, el hombre con un nivel normal de testosterona (hormona cuya función está ligada al funcionamiento sexual masculino) eyacula siete minutos después de haber iniciado el coito. Pues bien, la deficiencia de esta hormona normalmente afecta al deseo sexual, también es capaz de producir disfunción eréctil y por supuesto, la eyaculación también se ve afectada, produciéndose un retraso de la misma al momento de tener relaciones sexuales. Este problema no sólo puede afectar al hombre, sino a la pareja en sí, ya que los retrasos o la falta de eyaculación, pueden generar en la relación un cierto grado de frustración. A veces se asocia a la deficiencia de esta hormona con la eyaculación precoz, sin embargo, es todo lo contrario.

9- Enfermedades del sistema nervioso: Existen algunas afecciones que pueden llegar a dañar el sistema nervioso o la médula espinal. Como mencionamos más arriba éstos son fundamentales para que el cerebro capte los estímulos que dan lugar a la eyaculación. Entre las enfermedades que afectan al sistema nervioso podemos citar a: el accidente cerebro-vascular y el daño nervioso a la médula espinal o espalda. Por citar otra enfermedad también está el Alzheimer, en el que la comunicación de las células cerebrales, se ve afectada. La esclerosis múltiple es otra enfermedad del sistema nervioso central que puede hacer difícil lograr el orgasmo, tanto en el hombre como en la mujer. Es posible que los hombres que se vean afectados con este problema no consigan una erección o se les haga imposible lograr eyacular. Es importante saber que gran parte de estas afecciones neurológicas no provocan por sí mismas una disminución del deseo sexual.

10- Cirugías: La cirugía puede ser otro motivo por el cual una persona no pueda eyacular. En algunos casos, es probable que cuando el hombre haya sido sometido a una cirugía, también hayan sido dañados algunos nervios encargados del proceso de eyaculación. Normalmente los nervios que suelen dañarse en esa zona son a causa de una cirugía en la pelvis. El tratamiento del cáncer puede interferir con la eyaculación al dañar los nervios que controlan la próstata, las vesículas seminales y la abertura de la vejiga. También puede detener la producción de semen en la próstata y las vesículas seminales, o incluso interrumpir el camino del semen para salir del cuerpo. De igual forma, un hombre puede conservar su capacidad para sentir el placer del orgasmo. La diferencia es que durante este momento, se eyacula poco semen o nada en absoluto. A esto se le conoce normalmente como “orgasmo seco”.

11- ¿Qué hago si mi pareja no puede eyacular?

Lo importante en estos casos es saber comprender a la pareja, ya que no es una situación fácil ni mucho menos agradable para la persona que lo sufre principalmente. Mayormente la causa de la eyaculación retardada son factores psicológicos, por eso, enfadarse o burlarse de esta condición no haría más que agravar la situación. Algunos hombres piensan que la única finalidad del sexo es la eyaculación, por lo que terminan obsesionados con eso, en lugar de disfrutar de las relaciones sexuales. Por un lado, es importante hablar con la pareja del problema, a fin de encontrar la causa posible y solucionarlo. También es importante visitar a un especialista en el caso de que la eyaculación no tenga lugar en las relaciones sexuales y vaya afectando psicológicamente. De igual forma, es aconsejable visitar al médico ante la sospecha de alguna enfermedad que pueda estar afectando ese proceso.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"