¿Por qué le hablamos a nuestra pareja como bebé? Descúbrelo

¿Quién no le ha hablado a su pareja como si le hablara a un bebé? Algunos ejemplos son: tratarlo de amorcito, decirle que se le preparó la papa rica, tratarlo directamente de bebé, preocuparse si es que está abrigado, si es que comió, entre otros.

La mayoría de nosotros probablemente se sintió identificado con las frases del párrafo anterior. Pero, ¿te has preguntado por qué todos lo hacemos? Porque siendo sinceros, es un poco raro. Sobre todo, por el contraste a cuando hablamos temas más serios y le hablamos a la otra persona como el adulto que en realidad es.

-En general esto, no tiene ningún aspecto negativo, a menos de que la pareja empiece a confundir su rol como pareja con el rol como padre. Es decir, hay parejas que actúan como si fueran el padre del otro, lo cual, si es que tiene una intensidad suficiente, puede generar grandes problemas a nivel de la relación. A nadie le gusta que la pareja lo ande retando o que le esté diciendo lo que tiene que hacer, de la manera en que lo haría un papá. Además, uno ya tuvo a sus papas, éstos ya cumplieron con su función. Una pareja jamás debería sentirse con el derecho de decirnos qué hacer.

A continuación vamos a empezar a profundizar con respecto a este comportamiento que la mayoría de nosotros tenemos con nuestra pareja.

Primero, ¿recuerdas tu infancia? ¿cómo te sentías?, todos podemos conectarnos con el niño o niña que llevamos dentro. Esto tiene muchísimo que ver con el hecho de que le hablemos así a nuestra pareja.

Dentro de nuestra infancia, la mayoría de nosotros, solemos recordar solamente las mejores partes, por ende, en general opinamos que nos sentimos aprobados, aceptados y amados. Casi todos nosotros, podemos opinar que tuvimos una infancia feliz. En consecuencia, como adultos, tendemos a repetir estos sentimientos provenientes de la infancia, en donde queremos sentir que en pareja, podemos crear un vínculo muy fuerte, el cual nos haga sentir la misma sensación de hogar, que teníamos antes con respecto a nuestra familia. Por ende, el hablar como bebé o hablarle a la pareja como si fuera nuestro bebé, es transmitirle que está en un entorno de seguridad y cariño absoluto, como lo sentíamos cuando éramos niños.

A la mayoría de nosotros cuando niños, sólo nos importaba la aprobación y cariño de nuestra mamá, de adolescente, esto cambia hacia nuestros amigos y luego, cuando somos adultos, esto cambia a la pareja.
Muchos de nosotros, no hacemos la relación consciente, sin embargo, a nivel de sentimientos, cuando nos enamoramos, tendemos a sentirnos como cuando éramos niños y de hecho, hasta podemos hacer locuras parecidas a las que hacíamos cuando niños o nos puede dar más ganas de hacer actividades que hacíamos en esa época, como por ejemplo: entretenerse con los mismos juegos. Esto, que suena tan maravilloso, también puede generar ansiedad y miedos a ser abandonados. Esto último, tiene más que ver con el adulto que se es, en donde normalmente, hemos tenido experiencias que nos han hecho ver que puede ser que las relaciones no sean para siempre. Pero ¿será sólo por esto que le hablamos así a nuestra pareja? Claramente que no.

Continuando con lo anterior, puede ser parte de una estrategia amorosa. Podemos intentar conectarnos con nuestra parte en donde nos sentimos como niños, en donde podemos recibir este amor y podemos mantenerlo. Entonces utilizamos la estrategia inconsciente de hablar como bebé para expresar admiración, adulación, apreciación, devoción, cariño, entre otros. El hablar así podrá permitirnos que de alguna manera, materialicemos todo lo que sentimos dentro, y que podamos recrear desde el adulto que somos, la experiencia de amor que sentimos con nuestros padres.

Desde el punto de vista biológico, se puede decir que cuando nos sintonizamos con los sentimientos que teníamos de pequeños, con la intención de que nos sintamos lo más parecido posible, entonces nuestro cuerpo tiende a liberar las mismas hormonas que liberaba cuando éramos pequeños y empezábamos a experimentar el amor.

Algunas de las sustancias que están involucradas son:

Primero, está la oxcitocina, la cual es la hormona encargada de causar apego emocional, en cuanto a nuestro sentir, genera que sintamos proximidad, unión y calma. Luego, por un lado, nos encontramos con la dopamina es una sustancia que puede transitar desde una neurona a otra y que es la responsable de generar nuestros sentimientos de placer, de alegría y de energía. Por otro lado, existe la feniletilamina, llamado el químico del amor, el cual se encarga de la conexión física y se desprende cuando estás con alguien que amas.

También podemos decir que dichas hormonas, son las mismas que fueron liberadas en tu cuerpo cuando amaste por primera vez, mientras eras un bebé, lo más probable es que ni siquiera te acuerdes, pero te sentías así. Y ahora, que ya eres un adulto, te hacen hablar como bebé, sentirte como bebé, y hablar como tonta cuando hablas con tu pareja. Mientras tanto, los hombres, cuando te escuchan que les hablas así, se sienten contenidos, sienten una sensación de hogar y tienden a sentirse fuertes y a comportarse de manera más protectora contigo, pueden sentir que eres como un bebé al cual tienen que cuidar del mal del mundo. Todo esto, a nivel inconsciente. Sin embargo, esto se puede ver, por ejemplo: Cuando nos defienden, si es que entramos en conflicto con alguien más.

¿Sientes que alguna de las razones expuesta, puede ser la razón por la cual tú hablas como bebé? Seguramente, tal vez no tengas tan consciente todo lo que explicamos que puede pasar en los párrafos anteriores, no te preocupes, que eso muy normal. Sólo preocúpate de hablarle a tu pareja como te nazca, a los hombres les encanta que uno tenga la seguridad suficiente de hacer lo que uno siente internamente. Y ante cualquier explicación que decidas dar, tienes a la ciencia de tu lado, en dónde se ha podido comprobar la mayoría de los argumentos que acá hemos expuesto, de manera un poco simple, pero concreta


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"