¿Por qué Jobs y Gates limitaban el uso de la tecnología a sus hijos? !Ellos si que sabían!

¿Por qué Jobs y Gates limitaban el uso de la tecnología a sus hijos? !Ellos si que sabían!

La era de la tecnología, ha revolucionado el mundo. Un nuevo lenguaje que nos vuelve universales con códigos propios que todos parecemos comprender, llegó y se instaló entre nosotros para no marcharse. Vive en nuestra rutina, come con nosotros, camina a nuestro lado y ya no sabemos cómo vivir de otra manera. Tal es así que, una reciente publicación se hace la pregunta de por qué los genios y pioneros de Silicon Valley sintieron cierta desconfianza en cuanto a permitir el uso de sus propias creaciones tecnológicas a sus hijos.

Las innovaciones en materia de educación suelen traer consigo el manejo de las herramientas de la información y comunicación, conocidas como las TIC. Esto nos remite de la aplicación de la tecnología en educación.

Desde un tiempo a esta parte, en varios países, los programas educativos han instalado el uso de dichas herramientas e incluso la posibilidad de que los alumnos cuenten con un ordenador, como instrumento básico y fundamental para el aprendizaje. Algo que paulatinamente se expande en el mundo y que nadie cuestiona.

Aunque no nos parezca coherente, los grandes precursores de esta revolución tecnológica que vino a cambiar nuestra manera de vivir, Bill Gates y Steve Jobs, prefirieron mantener a sus hijos lejos de su propia creación o al menos evitar que su uso sea indiscriminado.

Matt Miles y Joe Clement no se muestran tampoco muy favorables al uso permanente de las tecnologías, quienes han publicado “Screen Schooled”. Este material es una muestra en la que los autores intentan definir a las tecnologías como las culpables de que los niños de hoy, teniéndolo todo tan fácil, se tornen más perezosos.

Otro material, “Superficiales” de Nicholas Carr, refiere: “A los profesores se les anima a utilizar ordenadores o tablets en todas las clases. En lugar de introducir la educación a través de ‘software’ a tal efecto, los profesores ahora hacen todo lo que pueden para encajar sus clases en la tecnología”. El libro hace esta referencia para concluir que, lejos de ser algo beneficioso para ellos, los ha convertido en adictos.

Sin embargo, los creadores e impulsores de estas herramientas como Gates y Jobs, estaban de acuerdo con poner un límite al indiscriminado uso de estas nuevas tecnologías, según lo confirma un artículo publicado en “’The Independent”.
Aquí se cuenta que Bill Gates no les permitía a sus hijos contar con móvil hasta cumplidos los 14 años. De la misma manera, también puso límites al uso de los videojuegos con horarios establecidos para ello. Explicaba que los adolescentes no están emocionalmente preparados para ello.
¿Cuáles son los límites?

En la mencionada publicación se afirma que Jobs no permitía que sus hijos cuenten con el ipad recién lanzado al mercado, decía que era su forma de limitar el uso de la tecnología en el hogar.
Para muestra, un botón. Otros tantos altos exponentes de la tecnología, afirmaban en “The Guardian” hacer lo mismo.
En efecto, los autores del libro publicado a propósito del tema se planteaban ¿qué es lo que estos productores de tecnología conocen de los productos que nosotros no comprendemos aún?

A toda esta filosofía de manejar las herramientas de la tecnología con sigilo, se suma el hecho de que estos niños pasan tanto tiempo utilizando estos productos tan pasivamente que luego les es difícil concentrarse, fijar la atención, poder establecer un pensamiento crítico. Es la conclusión a la que llegan los autores del material publicado.

Otra conclusión a la que apuntan los autores refiere que para los jóvenes que pasan tanto tiempo inmersos en las nuevas tecnologías, no las puede consider como algo importante, sino que, se ha convertido en toda su vida.

¿Cuál es la propuesta?

Visto y fundamento el breve pantallazo de todos los comentarios públicos de los creadores de las herramientas de la tecnología, estos autores expresan que no precisamente consideran que la tecnología deba desaparecer de los colegios, pues ellos ven útil la utilización de webinars, en determinadas materias. Ellos no están en desacuerdo con los softwares educativos, pero sí se muestran adversos con la intromisión de otras herramientas en las aulas que solo se utilizarían para llamar la atención de los alumnos y no precisamente para educarlos.

Ellos recuerdan que ya se habló de esto en los tiempos en que la televisión se volvió masiva y se discutió, palabras más, palabras menos, este mismo tema, y que esa suele ser una excusa para justificar la importancia de las nuevas herramientas de la tecnología, pues de aquellos tiempos ha transcurrido mucha agua bajo el puente y no ha sucedido nada grave. En efecto, reconocen ellos, que hay una gran distancia entre una y otra cosa, pues, la televisión mantenía a los amigos o a la familia unida entorno a ella, en cambio con estas herramientas no sucede lo mismo. Afirman que de alguna manera las relaciones humanas parecen limitarse a los aparatos y que poco puede haber fuera de ellos.

Estos especialistas apuntan a que el uso de las tecnologías, el acceso a Internet desde muy temprana edad, lejos de contribuir favorablemente con la formación y el crecimiento de los niños, lo que les provoca es un estado de evasión. La falta de concentración está sustentada en ese uso indiscriminado de las redes que se les permite a los más chicos de la casa, afirman. Para estos psicólogos, es decisivo el hecho de que se trabaje la multitarea, algo que ofrecen las redes y que va en detrimento de la concentración.
Ellos pretenden en su material dejar abiertas estas sugerencias a modo de exponer lo que puede producirse en los niños, casi sin que alcancemos a percibirlo.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"