¿Por qué hay alguien con quien siempre volvemos?

Cuando abres tu corazón para que una persona entre a tu vida, esa persona la puede cambiar para bien o para mal. Sobre todo si se trata de un ex o de ese alguien con quien siempre volvemos. Algunas relaciones que se retoman con el tiempo se hacen sin recordar que alguna vez cayeron en una relación tóxica y dependiente.

Si estás atravesando por una situación similar, te presentamos una carta hecha por una mujer que aparentemente pasó por el mismo problema y que tras salir de él, pudo relatar cómo se sentía en este círculo vicioso. Presta atención:

“A veces, quiero creer que es culpa de las telenovelas, de las películas y hasta de las canciones que hablan de amores que se desgarran, se mueren y se desviven. Es como si asociaran el amor de pareja con el dolor y el sufrimiento.

Me pregunto en qué momento, en cuál minuto una persona que pasa a tu lado como un extraño, por cosas del destino pasa a ser tu mundo completo. Al grado de sentir que sin ella morimos, lloramos y el sentido de la vida parece extraviado.

Se pierde la voluntad y es tan sencillo dejarse dominar, sabiendo que esa persona te hace llorar, te hace daño, y peor aún, no le importa. Este amor se torna destructivo para quien lo padece, y sin embargo, no puede dejarlo.

En tu interior sabes que esa persona no te conviene en absoluto, pero lo que sientes te ciega y valen más los pocos instantes de felicidad intensa a los momentos amargos y de lágrimas sin ella. Vives siempre en la obscuridad, en las sombras, viviendo cada encuentro como si fuera el último.

Es increíble la capacidad que tenemos los seres humanos de auto engañarnos, de desvalorizarnos, bueno, hasta de sacrificarnos con tal de no perder a nuestro amor. Tornamos a la pareja indispensable en nuestra vida, necesitamos amarla para estar “Bien” y es ahí justamente, cuando eso que llamamos “Amor” es un grave problema de dependencia.

Y es que desafortunadamente muy pocas personas somos enseñadas a amarnos a nosotros mismos, nuestros padres o las personas que se encargaron de nuestra crianza, nos hicieron creer que para ser felices necesitábamos de otro ser humano, se olvidaron de inculcarnos lo valiosos que somos como personas, lo formidable que podemos llegar a ser; pasaron por alto detalles tan indispensables en nuestro desarrollo emocional, como aprender a querer siempre lo mejor para nosotros, a rodearnos de personas que compartan nuestros sentimientos y energías, a entender que el Amor no tiene nada que ver con el dolor, todo lo contrario, el amor es alegría, compartir buenos momentos, disfrutar las cosas simples de la vida, querer ser siempre mejor por ti y por lo que amas.

Si hoy día estas pasando por una situación similar debes saber que hasta que no reacciones y le pongas un punto final a eso que crees que es amor, no vas a poder salir de ese círculo vicioso en que se ha convertido tu vida. A continuación te daremos algunas recomendaciones para que las pongas en práctica y puedas superar esta penosa situación:

Toma conciencia.

Sabemos de ante mano que esto no es tan fácil de hacer, sobre todo cuando aún sentimos algo por esa persona y los sentimientos pueden obnubilar nuestra razón, pero llega ese momento en que debemos poner todo en una balanza y empezar a reconocer que las cosas malas predominan y superan por mucho a las pocas cosas buenas que tenemos presentes en la relación. Asimila de una buena vez y por todas que una persona que profese un Amor sano nunca querrá hacerte sufrir por la sencilla razón de que si tú sufres él también lo hará.

Aprende a escuchar.

Muchas fallamos en este aspecto y obviamos por mucho tiempo los comentarios y las recomendaciones de la gente que de verdad nos quiere, nos aprecia y nos conoce tal y como somos, esas personas si tienen una opinión objetiva de las cosas porque ven la situación desde una óptica muy diferente a la nuestra; esa misma forma en la que tú posteriormente y después de todo un proceso, vas a lograr ver la situación.

No dejes que tus miedos te impidan seguir adelante.

Es sabido por todos que un cambio radical en nuestras vidas implica sacrificios y algo de sufrimiento, pero tengan la certeza que este proceso doloroso no durará para siempre y cuando termine te habrás convertido en un ser humano más fuerte, capaz de sobre ponerte a absolutamente cualquier cosa que te pase en la vida.

Recuerda que tú eres más importante.

Vuelve a ser la persona más importante de tu lista, cuídate mucho más, disfruta de las cosas que te gustan y recupera las amistades que has dejado atrás por estar atrapada en una mala relación.


No te niegues al amor, ten presente que este es la fuerza que mueve el mundo.

Hay que tener claro que no todos los hombres son iguales, aún existen muchos buenos por ahí, lo que tienes que hacer es hacer las cosas bien en la vida, vive y se feliz, sin entorpecer la felicidad de nadie y de ese modo Dios, la vida y el universo, conspiraran a tu favor para que puedas encontrar una persona que te haga la vida mucho mas placentera.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"