Por qué enojarte 30 minutos al día es bueno para la salud

“El enojo es una reacción que tiene el sistema nervioso central para manifestarse, estar en contra, evadir algún tipo de molestia y obtener algún beneficio. De hecho, llevado a cabo adecuadamente nos hace competitivos, y por eso resulta benéfico”, dijo.

Con el enojo, prácticamente se anula la parte más lógica y congruente del cerebro para incrementar la actividad cardivascular y respiratoria”, apuntó el especialista.

Detalló que el enojo en su primera etapa libera en el cerebro sustancias como la dopamina, el glutamato y la noradrenalina (hormona que aumenta el ritmo cardíaco y la presión arterial), así como una disminución en los niveles de serotonina y vasopresina. Esto favorece las funciones respiratorias y cardiovasculares.

En la segunda etapa del enojo hay un incremento en los niveles séricos de cortisol (hormona relacionada con el estrés) y un cambio de glucosa a nivel plasmático. De esta manera, el enojo constituye una respuesta funcional del sistema nervioso central.

Por otro lado el especialista indica que cuando una persona está enojad o molesto, lo recomendable es no intentar calmarla al instante y dejar que vivan su momento de ira. Contrariar a alguien molesto acentúa el enojo, mientras que darle la razón lo ayuda a alcanzar alivio mental.

Por último,el encargado del departamento de Neurología del Instituto Nacional de Psiquiatría, Eduardo Calixto González, explica que cuando te enojas en lapsos de media hora a 40 minutos te vuelve una persona más competitiva.

Aunque, el experto advierte que si tu enojo o molestia dura más de 4 horas es probable que se convierta en algo patológico, lo que es bastante nocivo para tu cerebro.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"