Por qué cuando te portas bien con un hombre siempre acaba traicionándote.

Es curioso el hecho de que uno como mujer se puede sentir comprometida a hacer lo que sea mejor para la relación, por ende uno se esfuerza en aprender de memoria los gustos de la pareja, se da el tiempo de mandar mensajes, y también de dar más libertades, para cuidar la relación que tienes con él. Pero de todas maneras, existe la posibilidad de que el hombre termine traicionándonos.

Aunque en un principio, la mayoría de las relaciones son un paraíso, esto suele durar solamente un par de meses. Después de que el hombre se siente seguro en la relación, puede ser que termine siendo un real patán. Es por eso que la pregunta que nos hacemos las mujeres es recurrente ¿por qué cuando nos portamos bien con un hombre, éste termina traicionándonos? Esto es lo que a continuación vamos a intentar dilucidar. Si es que también te haces esta pregunta, entonces te invitamos a seguir leyendo este artículo.

¿QUÉ PASA CON LOS HOMBRES?

Es frecuente que nosotras como mujeres hayamos vivido la experiencia y que también nos haya tocado contener a nuestras amigas cuando sufren producto de que los hombres cambian de conductas cuando se sienten demasiado seguros en la relación.

Acá no estamos hablando de los hombres prepotentes o mujeriegos y que por ende, en general intentamos huir antes de que pase nada. Estamos tomando en cuenta a los hombres que pensamos que son relativamente tranquilos, los que incluso son capaces de presentarte con su mamá o con su familia.

Entonces ¿Qué sucede en la mente de un hombre o en las relaciones, que los hombres terminan traicionándonos después de que hemos hecho de todo para hacer funcionar la relación?

A pesar de que varias de nosotras nos hemos planteado esta interrogante sin respuesta, a continuación voy a presentar una teoría que me ha ayudado a mí y a varias de mis amigas, a evitar el mal rato y el cuestionamiento sin fin que ésta pregunta produce.

LAS BUENAS MUJERES

Es común que se escuche decir de la boca de un hombre, que es difícil encontrar a una buena mujer. Esto puede deberse al hecho de que ambos sexos pensamos diferente en el amor y por ende, tenemos expectativas totalmente diferentes en cuanto a lo que es formar una buena pareja.



A pesar de lo dicho anteriormente en relación a las diferentes expectativas, el verdadero problema tiene que ver también con nosotras mismas. Lo que pasa es que algunas veces elegimos mal pero no nos damos cuenta, es decir, solemos pasar por alto los hechos que nos muestran que la persona no es la adecuada para nosotras, y en lugar de eso, nos llenamos la cabeza con fantasías que elogian a nuestro galán.

Siendo sincera ¿Cuántas veces has hablado con tus amigas y te han insistido en que dejes de hablarle al fulano con el objetivo de que ponga más de su parte en la relación? La realidad es que muchas veces nuestro idealismo y positivismo termina empañando la realidad y nublando el hecho de que tal vez la persona que tenemos en frente, no nos conviene.

ELLOS NO QUIEREN ESE TIPO DE AMOR

Generalmente los hombres que actúan como patanes es debido a que tienen un problema de autoestima. Si es que tú eres una mujer que se siente completa y con buena autoestima, tienes mucho amor para dar, entonces como él tiene ciertos problemas, lo más probable es que no tenga idea qué hacer contigo.

En un principio, seguro disfrutará de la compañía y de lo novedoso que es tener una nueva relación que es distinta a las que probablemente ha tenido. No obstante, el continuar en una relación contigo conlleva varios cambios para este hombre y puede ser que no esté preparado para dar este salto, producto de sus propias creencias negativas acerca de sí mismo. Nadie quiere decir que ellos son malas personas, pero simplemente se encuentran perdidos en cuanto a tener relaciones sanas y no están acostumbrados a estar con personas que no les hacen daño.

LA COMPATIBILIDAD EN LA PAREJA

Las mujeres tenemos que tener la valentía de mirar a los hombres por lo que son. Es decir, debemos poder enfrentar la realidad y de acuerdo a eso, debemos ser más selectivas con nuestras relaciones.

Cuando las mujeres no nos damos cuenta que los hombres con los cuales nos relacionamos y a veces decidimos formar una pareja, tienen problemas emocionales graves que nosotras no tenemos, entonces lo más probable es que tengamos que terminar la relación, debido a que ellos también se quieren ir de la misma. También hay que tener en cuenta que los que se transforman en patanes, no van a meditar acerca de tus sentimientos o sobre cómo te van a facilitar el termino.

Lo más probable es que finalicen la relación de una manera no grata y lo peor, es que para ellos va a ser una puerta de salida o un medio de escape, ya que estaban desesperados. Lo bueno es que podemos aprender a no caer de nuevo en estas experiencias.

Muchas veces las mujeres preferimos ver lo bueno de las personas, y está bien, pero en su justa medida. Es mejor dejar de pensar en por qué nos traicionaron y empezar a pensar en lo que queremos encontrar en nuestra próxima pareja.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"