Por estas razones muchos matrimonios no duran más de 7 años

Se presentan impulsos masivos y circunstancias tentativas de ilusión, trascurridos los 7 años se comienza a evidenciar monotonía en la mayoría de los casos y antes de tomar un camino fácil cayendo en una aventura, es necesario tomarse un tiempo y pensar en las consecuencias que esto puede producir a futuro.

Se presentan diversas emociones como la tristeza, rabia, ira, frustración y depresión pues la interacción no es la misma entre ambos, la rutina logra consumir el tiempo para dialogar y compartir amenamente, generando crisis de estrés y conflictos emocionales e interpersonales.

Se presenta un desgaste, biológicamente tras 7 años de cuidado los hijos no requieren de atención, por tanto estos rasgos permanecen en nuestra genética e influyen en las relaciones que con más de 7 años comienzan a desmejorar lentamente. Simplemente comienza a verse la relación algo aburrida o agobiante, en el peor de los casos ambos pueden sentir la presión, pero por respeto ninguno desea terminar con lo vivido por conformismo o rutina.

Puede ser una mala racha, si se presentan algunos de los puntos anteriores puede que experimenten una serie de problemas normales, pero si son una pareja solida podrán salir adelante, siempre y cuando ambos colaboren y reinventen los aspectos que están fallando dentro de la relación.

Es importante el compartir y organizarse como pareja desarrollar, viajes, objetivos y actividades que involucren desafíos y novedades a superar y descubrir en conjunto para construir una relación renovada y feliz.

Recuerda la importancia de la honestidad, la confianza y la comunicación como elementos fundamentales en el matrimonio, esto aporta a un carácter estable en la relación logrando superar las adversidades y las crisis como la del séptimo año que puedan afectar de forma negativa la convivencia.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"