Pidieron pizza y recibieron un concierto de piano a domicilio

A veces, tendemos a encasillar a la gente.

Sin embargo, pueden sorprendernos con sus talentos ocultos.

Delivery

Tal y como era su costumbre, la familia Varchetti pidió una pizza para comer en su casa, ubicada en los suburbios de Detroit, Michigan.

Puntualmente la delicia solicitada llegó.

Pero en esos momentos ocurrió algo que nadie hubiera pensado.

¿Puedo verlo?

Sorpresivamente, el joven delivery de la pizzería Hungry Howie´s, llamado Bryce Dudal, quien tiene 18 años, al ver un viejo pianoabandonado en la sala, pidió a los propietarios permiso para entrar y mirarlo más de cerca. “Es un hermoso piano, ¿Puedo verlo?”, dijo el repartidor de pizzas.

Los Varchetti asintieron, agregando que generalmente no se usa y le preguntaron a su vez si él lo tocaba. Él les dijo que sí, señalando que le encantaría probarlo.

Entonces, joven se sentó en la banca del piano, haciendo que sus dedos se deslizaran ágilmente por las teclas mientras interpretaba el tercer movimiento de la sonata Moonlight de Beethoven: no solo sabía tocar, sino que lo hacía magistralmente y a la perfección.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"