Perineo masculino: por qué ellos sienten tanto placer en esa región y cómo tocarla

Todas las mujeres queremos hacer pasar un buen tiempo a nuestro hombre durante la relación sexual, es por esto que a continuación te presentamos consejos acerca de cómo tocar la zona del perineo. Así que si es que quieres aprender sobre él, partiremos diciendo que es una zona que no es muy conocida y que probablemente, por eso mismo, te va a dar una ventaja en comparación a todas las otras mujeres, que ni siquiera saben acerca de el y menos, tienen la práctica necesaria para hacerlo funcionar efectivamente.

El perineo es una parte del aparato reproductor masculino que para muchos es un misterio o un tabú, por lo cual tiende a generar miedo y rechazo, principalmente debido a la falta de conocimiento de él. De hecho, podrías haber pasado gran parte de tu vida sexual sin enterarte de él, debido a que no es algo que se hable en un café o bar con las amigas y tampoco es algo que generalmente los hombres comenten.


Si bien el poder tocar el perineo puede ser algo placentero para los hombres y que les puede causar un cierto nivel de excitación, es necesario que debamos saber hacerlo de la manera correcta y respetando siempre las preferencias y disposición que tenga el hombre al cual se lo estamos haciendo. Hay muchos que en un principio no van a estar de acuerdo o que tal vez no se atrevan a probar esto. Por eso es indispensable que sea un tema que se hable con calma antes de llegar a la práctica.

Como lo más probable es que sea una de tus primeras veces que escuchas acerca del perineo, entonces puede ser que tengas un poco de curiosidad y que quieras saber más acerca de él y sobre cómo tocarlo para que tu pareja alcance el máximo nivel de excitación, entonces te animamos a leer los siguientes consejos que tenemos para ti.


Vamos a comenzar haciendo énfasis en que el perineo es el análogo al punto G que tiene la mujer. Es cierto que en general, como mujeres, siempre hemos estado acostumbradas a ponerle mayor atención al pene y en menor grado a los testículos. Y en casi ningún caso sabemos acerca de la existencia del perineo, ya que el pene es como la estrella, debido a que es él el que entra por nuestra vagina y él es el protagonista a la hora de realizar sexo oral, entonces es como que se cree que el conocer sobre esto es suficiente, pero en realidad es necesario meter en nuestro mix se sexualidad al perineo.

En general hay mucha información sobre el pene, pero es bueno considerar que el punto G del hombre está realmente en la próstata. El lugar exacto es debajo de la vejiga y un poco más atrás de los testículos. Con el objetivo de poder estimular bien la zona, hay que saber cómo presionar sobre el área del perineo, el cual se ubica entre medio del ano y los testículos.

Existen varios expertos que han estudiado el tema y que concuerdan en que la zona del perineo tiene el potencial necesario para causar bastante placer. Desde lo biológico, se puede destacar que es una zona que tiene una buena cantidad de terminaciones nerviosas, y que por consiguiente es muy sensible al tacto. ¡Pruébalo!

Como ya mencionamos, el perineo es una parte que se ubica cerca del ano. Cabe mencionar que un gran porcentaje de hombres que temen recibir cariño en esa zona. Generalmente, esto pasa debido a que no están acostumbrados y a que pueden tener algunos tabúes y prejuicios.

Al respecto, todas hemos escuchado algunos de los comentarios que se refieren a mezclar este acto con la orientación sexual que tienen algunos hombres. Esto no tiene ninguna evidencia científica, solamente es en donde los hombres tienen su punto G y no se relaciona de ninguna manera con que cambien la orientación sexual que originalmente tenían.

En cuanto a lo anterior, se considera muy importante el respetar la voluntad que tiene cada persona, por lo mismo, es necesario que tu galán esté de acuerdo en probar cosas nuevas como esta. Además, hay que aprovechar que las mujeres tenemos como un sexto sentido para saber si es que a nuestro hombre le gusta lo que le estamos haciendo o no, entonces toma esta ventaja al estimularle esta área, para que puedas darte cuenta si es que le gusta o no. Puedes hacerlo con la lengua o con toques suaves con los dedos, observando siempre sus reacciones y pidiendo feedback siempre que sea necesario.


Otra manera un poco más intensa es la de introducir suave y lentamente un dedo en el ano. Para probar esto, es esencial que estés en una posición en donde escuches claramente lo que él diga y que además te puedas dar cuenta cómo lo siente él. También hay que resaltar que es mejor que el dedo esté lubricado para que sea más fácil la penetración.

El truco para hacer esto de la manera más correcta, es decir, que logres estimular y generar placer en la zona del perineo, es introducir el dedo de la manera más lenta que puedas, para que puedas ir teniendo una correcta comunicación con tu pareja y conociendo si es que está interesado en este tipo de experiencia sexual. Al mismo tiempo, debe ser un proceso de acostumbramiento, es poco probable que puedas introducir todo el dedo en la primera vez. Además, que éste no es el objetivo, lo que tienes que buscar es el punto de excitación de tu pareja y estimularlo, independientemente de cuanto entre el dedo.

Estamos llegando hacia el final del artículo, esperamos que los consejos que hemos escrito te sirvan y que con tu pareja se animen a probar e innovar en el área sexual, siempre recordando que ambos son un equipo, que el objetivo es que lo puedan pasar bien juntos y que en consecuencia, su relación pueda crecer.