Perder peso a los 40 y conseguir un abdomen plano.

Con el paso de los años la acumulación de grasa abdominal puede ser una de las cosas más frustrantes para la mujer, puedes ser más vieja y sabia, pero eso no significa que requieras ser más ancha también. No siempre ocurre, pero los cambios físicos y hormonales pueden contribuir a que no se pierda peso con facilidad, el metabolismo juega un rol importante pues tiende a ralentizarse con el pasar del tiempo causando la poca pérdida de peso con bajos niveles energéticos.

Además, la grasa abdominal puede incrementar el riesgo de sufrir diabetes y enfermedades cardiacas, afortunadamente la grasa abdominal es metabólicamente activa y se puede reducir rápidamente con algunas actividades y cambios en tu rutina.

Aventurarse en la edad adulta tiene sus ventajas, pues a los 40 puede que tengas relaciones más fuertes, familia, un vocabulario más amplio, una cuenta bancaria más grande y clara puede que pienses que mantener un abdomen plano a medida que envejeces es difícil, pero no imposible. Aquí las mejores maneras de perder grasa del vientre después de los 40.

Identificar tu porque, toma una pausa y analiza cual será tu factor motivador para mantener el ímpetu en esos días complicados que sientas que solo quieres holgazanear.

Cuida tu alimentación, los entrenadores personales hacen hincapié en llevar una dieta alta en proteínas y baja en carbohidratos pues la pérdida de grasa abdominal se da en un porcentaje de 90% la alimentación y 10% el ejercicio, siendo este uno de los puntos focales para ver resultados mantener una alimentación balanceada.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"