Para ellos, Cómo hacer feliz a una mujer.

Ser escuchada hace la diferencia

Muchas veces nos sentimos incomprendidas, como si estuviéramos atravesando por una crisis solas mientras ellos no son capaces de darse cuenta de lo que sucede alrededor. No basta con hacer pasar la situación sin hablarlo. Cuando hace falta más que una mirada complaciente, necesitamos que nos escuchen, que nos permitan decir lo que sentimos, contar lo que nos molesta y lo quisiéramos cambiar.


Para seguir caminando, hace falta hacer una parada para cargar ese combustible sumamente necesario que hace que todo pueda seguir: la compresión. Es bueno que les cuenten lo que no están divisando de lejos.

La amistad es una prioridad

No importa el tiempo que llevan juntos, ella siempre querrá sentir que cuenta con su pareja, no solo como hombre, sino también, como ese hombro que está allí cuando el cansancio la tome por sorpresa. Deben tener presente que la relación de pareja no solamente implica que sean compañeros, amantes, padres, también son dos amigos que comparten una vida en común y que se necesitan mutuamente. En esta historia de a dos el uno no es sin el otro y eso implica un engranaje en el que todas las piezas encajen perfectamente donde la amistad es un eslabón más.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"