Para ellos, Cómo hacer feliz a una mujer.

La respuesta parece compleja pero no lo es. El amor no es el resultado de una ecuación matemática. La manera de ver la relación es distinta para ambos. La pareja puede tener muchos puntos en común, puede tener ideas y conceptos similares, pero jamás se pararán a mirar el mudo desde el mismo ángulo. Aunque el sentimiento que los una sea tan resistente que lo soporte todo, siempre habrá diferencias. Las mujeres esperamos que nos traten de una forma mientras ellos suponen que queremos que sea de otra y en ese espiral podemos perdernos y no volvernos a encontrar sin haber hallado las putas del ovillo. Entonces, ¿dónde y cómo buscamos las respuestas? ¿Qué esperamos de ellos?

Las proporciones en la relación

Parece casi un detalle sin importancia, pero casi siempre el tamaño de lo que damos obliga a que recibamos lo mismo de la otra parte. No siempre es así. Pero si nos dan amor, en esas sencillas pero tan necesarias demostraciones de afecto que son parte de la vida cotidiana, no hace falta nada más.

Es la primera respuesta a un cuestionamiento que vuelve loco a muchos hombres. Se rompen la cabeza pensando en qué fallaron cuando todo lo que necesitan saber está al alcance de sus manos. A veces basta tan solo con un gesto o un abrazo para sacarnos una sonrisa. El secreto está en que ellos aprendan a conocernos y sepan reconocer quién es la mujer que tienen al lado.

En busca de la respuesta: algunos puntos

Los detalles

Sencillo. No necesita ser un gran regalo, simplemente debemos saber que las mujeres nos conmovemos con las sorpresas, los bellos detalles pero simples. Si es el cumpleaños de ella, no hay nada como una romántica carta de amor. Llegar a casa con una invitación a cenar inesperada. Dejar de tanto en tanto un detalle, un recuerdo a la vista. Quizás solo haga falta un te quiero en el momento menos esperado y nada más.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"