Papa Francisco: “Dejen de ser hipócritas en las redes sociales”

Es cierto que millones de personas comparten constantemente en Facebook y demas redes sociales , sus opiniones, inquietudes, imágenes, etc. En este mar de información que circula a diario, nos encontramos con un importante número de personas que exclusivamente comparten fotografías de enfermos, a las que se solicita dejar, a manera de comentario, la palabra amén.

También, en este contexto, se comparten imágenes religiosas de todo tipo con alguna frase que invita a darle like o compartir. ¿Pero, en qué medida el mundo real necesita ser proyectado en este mundo virtual?
¿Eres más creyente o mejor persona por trasladar la religiosidad a las redes?

Hay, sin embargo, un importe número de personas que se manifiestan en contra de hacer este tipo de publicaciones en redes sociales.
El Papa Francisco, durante una homilía en Santa Marta, Roma, dio su opinión en referencia a la manera en que se utilizan las redes sociales, con respecto a cómo viven la religiosidad los creyentes.

“Dios detesta la doble moral. Dejen de ser hipócritas en las redes sociales, Dios no usa Facebook”.
En este sentido, el Papa hace referencia a aquellas personas que llevan una doble moral en el sentido de que son en Facebook de un modo, pero en la vida real, allá muy lejos del campo virtual, se comportan de una manera totalmente diferente a lo que predican.
Es probable que en Facebook todos se comporten como personas honestas, de buen corazón, muchos son aparentemente, muy creyentes, Casi siempre la imagen de familia feliz, la esposa perfecta , el marido siempre cariñoso es lo que se proyecta, en la mayoría de los casos.


Por el contrario, no todo es lo que aparenta. Quizás en la vida real olviden agradecer por el día a día, cuanto son y cuanto tienen o puede que no recuerden el concepto de humildad tan necesario. Agradecer, orar, ser más caritativos, menos egoístas. Detalles no menos importes para la vida de quien dice ser creyente. Sería bueno preguntarnos en este punto ¿Somos realmente esa persona que proyectamos en las redes sociales? La respuesta se encuentra en el interior de cada uno.
Desde Roma, el papa Francisco expuso su opinión acerca del uso que les dan a las redes hoy en día, textualmente estas fueron sus palabras:
– Dios detesta la doble moral.
– Dejen de ser ¨hipócritas¨ en las redes sociales, Dios no usa Facebook.
– En Facebook todos son buenas personas, son creyentes, buenos esposos, familias felices, etcétera. Pero en privado, se olvidan de esas cosas, se olvidan de dar gracias a Dios, se olvidan de orar y ser humildes. En la vida real son lo opuesto a lo que publican.


Quizás el Papa Francisco esté en lo cierto cuando afirma enérgicamente que “Dios no usa Facebook”. “Las redes sociales son capaces de promover las relaciones y el bienestar de la sociedad, pero también pueden conducir a una polarización y división de las personas y los grupos”, advirtió Francisco. Esos medios no deben usarse para dañar a otras personas, subrayó
El mundo digital es “un lugar de encuentro, donde se puede acariciar o herir, donde tener un debate fructífero o llegar a la difamación”.
En las redes digitales, las personas tienen una responsabilidad para el prójimo, “al que no vemos, pero que es real y tiene su dignidad, que debemos respetar”, recalcó el jefe de la Iglesia católica.
Las nuevas tecnologías de la comunicación provocaron la apertura de nuevos horizontes a muchas personas, ‘recordó el papa. Según el pontífice, esto es un “regalo de Dios” que, sin embargo, conlleva una gran responsabilidad.

Así pues, hay personas que viven de aparentar lo que en realidad no son. Puede que lo que busquen sea caerles bien a sus contactos, o generar una imagen definida de ellos ante los demás. De nada sirve, a largo o a corto plazo eso que les hace sentir bien, “aparentar”, no se sostendrá en el tiempo delante de los demás.

La religiosidad es personal, íntima de cada uno. Decimos que a Dios lo llevamos en el corazón. No nos volvemos personas más buenas por vivir la religión en las redes sociales. Todo lo realmente importante para el ser humano no se proyecta en ninguna red social, sino que, por el contrario, se vive y se lleva en la vida diaria, se aplica en el mundo real y no en el virtual.


Cada quien sabe la imagen que quiere ofrecer de sí mismo para los demás, pero sobre todo, para su convivencia con el medio que lo rodea. Tal vez estas palabras nos provoquen reflexionar sobre nuestra experiencia personal en el uso de las redes sociales para lograr usarlas de manera positiva y sin caer en una falsa religiosidad de pantalla. ¿Estas de acuerdo con el Papa Francisco?


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"