Padre de Meghan Markle revela que el príncipe Harry le pidió la mano de su hija por teléfono.

Thomas Markle también pidió disculpas y se mostró muy arrepentido por vender fotos suyas a los paparazzi antes de la boda de su hija.

ARREPENTIMIENTO PATERNAL
Triste y arrepentido. Así se manifestó Thomas Markle en el programa “Good Morning Britain” de gran audiencia, en su primera entrevista televisiva luego del matrimonio de su hija Meghan Markle con el príncipe Harry. Lueog de contar detalles de cómo se enteró de la relación de las ahora duques de Sussex, En otro momento de la entrevista el padre de Meghan tuvo que reconocer que fue “un error” vender fotografías suyas ( que simulaban ser casuales ) a los paparazzi en la previa de la boda de Meghan. Recordamos que Thomas Markle alegó problemas de salud para no asistir a la boda real, pero muchas personas especulan con el verdadero motivo de su ausencia fue la bochornosa venta de las fotos por parte de Markle el cuál estaría atravesando una profunda crisis económica que lo ha llevado a vivir en México.

“En la primera llamada me dijo ‘papá, tengo un nuevo novio’. En la siguiente agregó ‘es británico’. Y finalmente, en la tercera, me dijo ‘es un príncipe’. En este punto me dijo ‘es Harry’. Y yo dije ‘oh, Harry, ok’. Por supuesto, tenemos que llamarlo ‘H’ para que nadie sepa que estamos hablando de Harry”, comentó el padre de familia ante la noticia inesperada que le diera su hija.

La pedida de mano fue muy emotiva. Thomas brindó mucho detalles al respecto: “Meghan me lo dijo a mi primero. Luego Meghan y Harry quedaron al teléfono, me llamaron ambos, Harry pidió su mano formalmente por teléfono y yo dije ‘eres un caballero. Prométeme que nunca levantarás la mano contra mi hija y por supuesto que te daré mi permiso'”.

Thomas Markle también se vio obligado a reconocer que vender fotos suyas a los paparazzis justo antes de la boda de Meghan y Harry ─a la que no asistió porque estaba convalenciente luego de una afección cardíaca─ “fue un error” y un intento de “cambiar su imagen” luego de que se publicaran fotos que lo motraban “comprando unjuego de baño” y sacando la basura haciendo que “luciera mal”. El remedio resultó peor que la enfermedad.

“Pensé que sería una bonita forma de mejorar mi imagen. Obviamente, todo se fue al infierno. Me siento mal por eso. Me disculpo por eso”, dijo.

SOÑABA CON LLEVAR A MEGHAN AL ALTAR
En la larga entrevista que brindó a “Good Morning Britain”, Markle también se refirió a su un antiguo deseo de acompañar a su hija el día de su boda, algo con lo que siempre había soñado. “absolutamente, quería llevarla hacia el altar”, sostuvo, para luego de confesar que Meghan y Harry se sintieron “decepcionados” despues de enterarse que él no podría llegar a estar presente en el matrimonio.

“Meghan lloró, estoy seguro de que lloró. Ambos me dijeron cuídate, estamos realmente preocupados por ti’. Me dijeron que lo más importante es que me recupere”, agregó con cierta emoción en la voz.

Obviamente, aseguró que siguió la ceremonia por televisión con mucha atención y emoción, Thomas elogió a su hija como todo padre orgulloso. “Se le veía tan hermosa caminando hacia el altar, tan hermosa y orgullosa. Yo estaba muy orgulloso. No pudo haber un mejor momento en mi vida. Me desilusionó mucho que no fuera yo [el que la acompañara al altar] pero todo el mundo, todo el mundo, la estaba viendo. Estaba muy feliz y orgulloso, pero ahora lo desafortunado para mi es que soy una nota al pie de uno de los momentos más grandes de la historia, en lugar de ser el padre que la acompañó al altar”.

POLÉMICA

Una vez más y sabiendo que Thomas es un hombre muy abierto al declarar, incluso propenso a las indiscreciones, en este caso se refirió a Donald Trump durante la entrevista.
Con el riesgo de de involucrar al nuevo matrimonio en aguas turbulentas y al palacio, en otro zafarrancho de relaciones públicas internacionales.

Aunque no se conocen personalmente aún, Harry y Thomas Markle ya conversaron de política. Así lo reveló Thomas. “En la conversación me quejé de Donal Trump. El dijo ‘dele a Trump una oportunidad’. Medio que no estuve de acuerdo con eso. Pero aún así me gusta Harry”.
Al revelar la opinión de Harry puso el dedo en la llaga. Los royals no pueden tener opiniones políticas publicas y Trump ha descartado varias veces la invitación para visita oficial que le extendió la reina Isabel, hasta convertirla en una visita de trabajo para el próximo 13 de julio.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"