Nutricionistas afirman que enojarte mucho te podría hacer engordar.

Seguir una dieta no es tarea fácil y todo se complica aún más cuando no vemos resultado, si recientemente has intentado diferentes dietas, para bajar tu peso, e incluso has hecho todas las rutinas de ejercicios que conoces, y aun así no has podido ver resultados, te tengo una posible respuesta: Te estas enojando demasiado. El nutriólogo Juan Manuel Romero Villa quien es director de las clínicas Nutsa en la ciudad de Puebla, México, publicó en su libro “El que se enoja engorda” que los trastornos de obesidad no sólo obedecen a causas endógenas -tiroides, problemas hormonales o síndrome metabólico-, sino que también tienen su origen en causas que pueden ser los malos hábitos de alimentación y el sedentarismo en su libro el nutricionista dijo “Para adelgazar no basta con tener una correcta alimentación, requerimos de un trabajo emocional profundo, que consiste en encontrar nuestro propio centro, hacer una reconciliación a fondo con nosotros mismos, y comenzar el proceso de amarnos”.

La peculiaridad de esta información ha hecho que la nueva investigación se hiciera viral en Facebook y en todas las redes sociales, pues quien diría que enojarte demasiado te puede hacer subir de peso. Pero a juzgar que fue realizada por un especialista en nutrición que se basa en 14 años de estudio y tiempo en el que trabajo con pacientes que eran obsesos y que solían enojarse de todo. Lo ideal es tomar en cuenta esta innovadora información, que probablemente nos podría ayudar a bajar de peso como queremos, además, es una verdad que sonreír es bueno para la salud.



¿Cómo funciona?

Juan Manuel afirma que cuando estamos enfadados, el organismo segrega adrenalina y cortisol que ocasionan un proceso de inflamación, esto hace que las células no puedan liberar energía y cuando no la liberan, el peso se incrementa. El especialista en alimentación también comentó que existe una relación directa entre vivir en la ira y la obesidad. Asimismo, dijo: “No solamente se trata de una emoción, el enojo es duelo y a veces también dolor.” El nutricionista se enfoca en tratar los temas de la obesidad desde adentro, es decir, desde los sentimientos ya que es ahí mayormente donde está el dilema. “Tomar la decisión de alcanzar tu peso ideal debe ser una determinación tomada desde tu -Yo consciente-, jamás deberás ver el proceso como un castigo. Si logras ver el proceso como un acto de amor propio y como el resultado de dejar de vivir en el enojo, disfrutarás plenamente tus nuevos hábitos de alimentación sabiendo que te mereces bienestar.” Comenta Romero Villa en su famoso libro.

Por lo tanto, si quieres perder unos cuantos kilos de más, aparte de comer sano y hacer ejercicio, te recomendamos que dejes de enfadarte, aunque sea un poco. Luego de algunas semanas, te darás cuenta de los resultados y del cambio positivo que dará en tu vida, no solo con tu peso, también con tu entorno. Cálmate, hazlo por ti.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"