No temas estar soltera, porque tú eres una persona fuerte

Eres lo suficientemente fuerte como para decir adiós a esa persona que vuelve y vuelve, que siempre regresa cuando estás por olvidarla. No necesitas a alguien que elija cuándo te quiere alrededor.

Necesitas a alguien que nunca te abandone. Una persona que está dispuesta a seguir contigo a través de cualquier cosa. Una persona que te dé estabilidad, alguien en quién puedas confiar que va a estar ahí, para apoyarte, para animarte cuando tengas un mal día, alguien que esté contigo mientras encuentras la solución a algún problema, alguien con quién valga la pena estar, alguien con quién puedas construir una relación sana.
Eres lo suficientemente fuerte para ahuyentar tus inseguridades. En lugar de mirarte a ti misma en el espejo y juzgar tu apariencia, en vez de preguntarte por qué sigues sola, sonreirás ante tu reflejo.

No necesitas a nadie para que te diga lo hermosa que eres. Ya lo sabes. Ya has cultivado el amor por ti misma. Cuando miras tu reflejo en el espejo, ya no sólo ves tu físico, sino que también ves a una persona resuelta, llena de seguridad y determinación, que ha logrado algunas de sus metas, que no se ha dejado caer ante las circunstancias difíciles, que ha sabido mirarse con objetividad, ha sabido trabajar ciertos aspectos y agradecer por otros.

Una persona que ha sabido vivir su vida, en la que la experiencia no ha sido en vano, sino que le ha ayudado y ha podido ayudar a otros.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"