No te conviene ser “la otra”: 20 razones y 3 preguntas

Puede ser una relación nueva o un amor que retornó del pasado o incluso, alguien con el que jamás se te hubiera ocurrido tener nada.

Muchas son las razones por las que una mujer decide tener un amante: como respuesta a una situación de hastío y aburrimiento en su relación actual y en ocasiones, como resultado de una sensación de soledad.

A veces no es fácil decir “no” a la tentación. Ser “la otra” puede parecer algo emocionante y una experiencia digna de ser vivida.

Sin embargo, hay muchas razones que dicen lo contrario.

Difícil situación

La realidad suele ser muy diferente a la idealización que a veces se realiza.

Por ejemplo, no es raro que las mujeres que aceptaron ser “la otra” presenten una baja autoestima. Creen no ser merecedoras de una relación donde ellas sean la única y no la segunda en discordia.

Estas mujeres necesitan afecto y un soporte emocional y como no lo consiguen en una relación saludable, se aferran a quien les brinda esa sensación, a través de una relación oculta y prohibida.

También presentan normalmente un marcado abandono en su vida personal.

Sin llegar a tocar el tema moral o religioso, ser la amante de alguien que ya tiene pareja tiene sus enormes desventajas, que debes tener muy en cuenta para no sufrir las consecuencias.

· Nunca gozarás de un amor completo, todo es dividido y por horas.

· Nunca pidas más de la relación, porque obtendrás un no por respuesta (nada de más tiempo, más salidas, más sexo, más besos o más caricias).

· Ante todos los demás, tu amante mostrará y hablará de su señora: con los amigos, en encuentros familiares, en ámbitos profesionales o laborales… ¡incluso lo hará delante de ti!. Es como si no existieras, pero nadie te conocerá ni te podrá ver. Tu única opción es aceptar esta degradante situación.

· No pretendas ”exclusividad”: si está con su esposa y contigo… ¿Por qué no tendría otras compañías?

· Como amante, conocerás muchos secretos, a partir de la confianza que genera el encuentro íntimo. Sabrás de sus problemas con el alcohol, las drogas o enfermedades, sus prácticas sexuales más oscuras, sus debilidades más ocultas, sus gustos en la comida. Por supuesto, no podrás repetirlo en ningún lado.

· Como amante, eres la pieza más débil. Él dictará la frecuencia y el tiempo de los encuentros, dónde y cómo se realizan. Tus deseos no importan, no planifiques cenas ni idas al cine y mucho menos un paseo dominguero: ese es el día de “la oficial” y la familia.

· Cumpleaños, colaciones, navidad, año nuevo, pascuas, vacaciones: las fechas especiales siempre las pasarás en soledad. No recibirás mensajes de “feliz cumpleaños”, ni regalos de aniversario, ni congratulaciones por un ascenso en tu trabajo. Él siempre te va a esconder y cualquier notoriedad tuya que puede llamar la atención sobre ti le molestará.

· Si quieres que esta relación oculta perdure, olvida tus sentimientos y guárdalos dentro de ti, son totalmente secundarios. No tienes derecho ni a llorar: renunciaste a ello simplemente al aceptarlo todo.

· No eres prioridad, sino relleno. Prácticamente no hay esperanza de un futuro juntos y probablemente él te deje de lado si insistes con ello. Él es de otra mujer, aunque diga que te ama, aunque pase mejores momentos contigo, incluso aunque quiera sinceramente dejar a su esposa: ella es su esposa y está primero en su lista de prioridades.

· “Estoy casado, pero nada nos une con mi señora”. Esta repetida frase es falsa: tiene hijos con ella, casa, años de relación, momentos buenos y malos, una historia que no se borrará, incluso aunque la deje. Contigo tiene la cama y poca cosa más.

· Sostener una relación de amantes te perjudica emocionalmente, en forma continua.

· Siempre serás “la mala de la película”, la que intentó destrozar una familia. En esto no hay medias tintas.

· Seamos optimistas por un momento. Todo cuadra, él abandona a su esposa, comienzan una nueva vida juntos (según las estadísticas, esto ocurre en el 5% de los casos). ¿Podrás confiar plenamente en él? ¿Qué garantía tendrás de que no te hará lo mismo a ti? Si ya lo hizo una vez… ¿por qué no sucedería lo mismo?

· Analiza fríamente la situación: ¿estás con ese hombre por él mismo o por la situación de ser una relación prohibida y oculta, con la carga de adrenalina que eso implica? Puede ser que estés enamorada de la situación, pero no de la persona.

· ¿Estás con ese hombre por amor o por orgullo competitivo? ¿Puedes asegurar que tras tu relación está únicamente el hecho de demostrar que puedes quitarle ese hombre a su mujer?

· En casos más complejos, las mujeres que buscan amantes están queriendo resolver traumas infantiles, queriendo encontrar a su padre ausente. Si sospechas que este es el caso, busca ayuda profesional, puedes causarte más daño a ti misma, a ese hombre, su esposa y sus hijos.

· ¿Estás dispuesta a perder tiempo de tu vida en una relación sin futuro? El 95% de estas relaciones clandestinas terminan en nada y dejan solo dolor y lágrimas. Quizás desperdicias tus mejores años, donde podrías conocer a una persona que te haga ser la número uno en su vida, por tener el dudoso honor de ser “la otra” en la vida de alguien.

· Imagina que tienes una hija ( si ya la tienes, te será más fácil), puedes hacer el ejercicio también con una hermana o una prima. ¿Le recomendarías que estableciera una relación con un hombre casado? Si la respuesta es no… ¿por qué aceptas el hecho para ti?

· Si necesitas a alguien a tu lado porque estás enferma o tienes un grave problema familiar, ¿tu amante te ayudará? Seguramente no.

· Si este hombre plantea que está contigo porque tiene “problemas” con su esposa y los “resuelve” teniendo una amante… ¿qué podría pasar contigo en el futuro si decide abandonar a su esposa y luego de blanquear la relación tienen un problema? ¿Lo solucionará de la misma manera?

Si estás pensando en ser la amante de alguien o si ya lo eres, plantéate estas preguntas.

– ¿Vale la pena sacrificar tu bienestar emocional por una relación sin ningún futuro?

– ¿Consideras bueno para ti ser el “segundo plato” en una comida?

– ¿Piensas sinceramente que alguna vez esta relación pasará a otro nivel? ¿En qué hechos te basas?


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"