No te confundas, si vive controlándote no es amor

Es probable que ya te haya hecho daño, te haya pegado, te haya encerrado en tu cuarto y te haya agredido emocionalmente; por lo tanto, le tienes miedo y te paralizas, así que no haces nada.

Realmente crees que va a cambiar. Como tu relación empezó de buena manera y porque siempre es encantador después de una pelea, te haces a la idea de que tú sabes cómo sacar lo mejor de él y que depende de ti el buen funcionamiento de la relación.

Pero así no funcionan las cosas, las personas cambian cuando están convencidas de hacerlo por ellas mismas, no porque alguien más crea que van a cambiar.
Tienes miedo de estar sola. Aunque estar acompañada sea un infierno. Piensas que la soledad es difícil y lo que quieres realmente es alguien con quien pasar el tiempo, con quien hacer planes, ir al cine, comer juntos, pasear.  Si vives con él, piensas que no podrás llevar una casa tú sola, así que te conformas con lo que tienes, aunque sabes que no es lo más conveniente para ti.

Una de las respuestas más comunes de las mujeres que permanecen en este tipo de relaciones es que aman a ese hombre, pero el amor verdadero no controla, el amor verdadero entiende que cada persona es independiente y capaz de hacer su vida sin el otro. El amor verdadero es completamente libre.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"