No te confundas, el amor verdadero se mide por el compromiso no por los sacrificios

Lógicamente en la vida no todo es un mar de rosas y el amor tiene que basarse en un balance entre ambas partes, el compromiso y cierto sacrificio

Las relaciones de pareja son el algún punto tan maravillosas como complicadas y así es la vida. Lo cierto es que mientras que algunas relaciones fluyen con mucha facilidad, otras( la mayoría) requieren un mayor trabajo por circunstancias diversas, problemas de compatibilidad o circunstancias de la propia vida.

Resulta claro que es fundamental un grado de compromiso y sacrificio, para llevar una relación exitosa pero la pequeña y gran diferencia entre sacrificio y compromiso, a veces puede ser difícil de distinguir.
¿En realidad estás haciendo compromisos aceptables por voluntad propia en tu relación o estás comenzando a sacrificarte?

¿Qué es el sacrificio?

¿Somos capaces de sacrificarnos por lo que queremos? ¿Es bueno ese sacrificio?

Lo primero que hay que entender para empezar a dilucidar este asunto es que el compromiso en una pareja es mutuo y así debe ser, no existe manera de que seas feliz si esto no esta presente en tu pareja y el sacrificio usualmente implica sólo una de las partes, que renuncia y renuncia, cede todo y desdibuja hasta su personalidad con tal de mantener una relación que ni siquiera te hace feliz, te das cuenta la falta total de sentido de esto?. La misma palabra, inspira una imagen visual de dos personas, desde dos perspectivas diferentes que bregan y tiran del mismo carro para así encontrar una solución mutua para un problema. Es un acuerdo que busca una solución ante una disputa por cada parte que hace concesiones. Al final, es la voluntad de las personas que integran una relación por permanecer juntas.

Todas las relaciones requieren cierto grado de compromiso, de lo contrario, sería una amistad casual, grabate a fuego eso en la cabeza. En términos más simples, el compromiso es una especie de contrato social que ambas partes aceptan,voluntariamente.

El sacrificio, por su parte, es a siempre unilateral. Significa que una de las partes está renunciando a cosas que son importantes para ella o ajustando sus valores y tiempos al otro, generalmente el que se sacrifica en el fondo aguarda un reconocimiento por hacerlo, sin darse cuenta que pierden su vida mientras.
Entonces para que quede ya claro, con un compromiso, dos personas intentarán resolver algo. Con un sacrificio, se espera que una de las personas renuncie a algo para complacer a la pareja. Una relación basada en el sacrificio de una persona no funciona y se deteriorará con el tiempo, y si esa dinámica no se cambia pronto, al detectarse que es esa la situación definitivamente la relación está condenada a la infelicidad.

Pregúntale a los que sacrificaron por el camino si han conseguido lo que querían en su relación. PREGÚNTATE QUÉ HAS HECHO TÚ POR LO QUE QUIERES.

PLAN PARA QUERERNOS UN POCO MÁS Y LLEVAR UNA RELACIÓN EQUILIBRADA.

1) Qué es lo que quiero.

2) Qué tengo que hacer para conseguirlo.

3) Cómo lo voy a hacer.

4) Tiempos y acciones.

5) Ponerme en marcha.

6) Medimos si lo estamos haciendo bien o mal. Recompensas por lo bueno.

7) Celebrar nuestros éxitos.

Y ahora, que nada nos pare para conseguir ESE BALANCE FUNDAMENTAL PARA DISFRUTAR DEL AMOR!!!


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"