NO por ser madre se deja de ser mujer, no abandones tu vida por tus hijos

El desafío de ser madre sin dejar de ser mujer es, sin duda, uno de los más difíciles para la mujer actual, conquistar ese anhelado balance entre madre y mujer no es tarea sencilla para una esposa, sobre todo cuando la pareja tiene su primer hijo.

Si eres esposa y ya eres madre, seguramente te has preguntado alguna vez: ¿Qué aspecto de tu vida debe ser el primero?

Ser mujer

La mayor parte de los especialistas en el tema son de la opinión de que antes de ser madre, la persona ya es una mujer, lógico, más allá de la definición biológica, hablamos de la definición de mujer que implica ser esa persona que siempre has sido, antes de ser madre, esa persona que te gusta, incluso con sus defectos y puntos a mejorar, así como la imagen de la mujer que siempre aspiraste ser desde niña.

Ser una mujer también es saber desenvolverse con soltura en cualquier ámbito de la vida, ya sea en términos físicos, en lo emocional, sin descuidar el aspecto espiritual, familiar o el plano íntimo para alcanzar la plenitud.

En pocas palabras, ser mujer es ser la protagonista de tu propia vida. Sin embargo, ¿Cómo afecta a la mujer el hecho de ser madre?


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"