¡No permitas que otras personas tiren su “basura emocional” sobre ti!

Quien no ha tenido en su vida a alguien que se sentía con el derecho de aparecer de la nada y arrojar todos sus desechos emocionales sobre ti?

Desafortunadamente, esto es más común de lo que debería. Son muchas las personas que no saben administrar sus propios sentimientos y creen que aquellos a su alrededor tienen obligación de aguantar todos los pesos negativos que cargan.

Esas personas creen que somos su basurero emocional y que nuestra única función es absorber todas sus insatisfacciones, dolores y sentimientos negativos, proporcionándoles un refuerzo positivo para todo lo que sienten.

Generalmente estas personas están cerca de nosotros, puede ser algún familiar o incluso amigo. Ellas creen que el nivel de intimidad que compartimos justifica sus actitudes egoístas, y que todo está bien despejar en nosotros todas sus insatisfacciones con la vida, porque quien nos ama debe estar dispuesto a siempre escucharnos.

Sin embargo, se olvidan de una cosa: la base de una relación sana es el respeto mutuo y ninguno de nosotros tiene el derecho de contaminar la vida del otro con nuestros problemas y aún creer que todo está bien.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"