No mendigues amor a quien no tiene tiempo para ti, 5 claves para que te des cuenta de que lo estás haciendo

Son demasiadas las mujeres caen en esta cruel trampa del amor, en la que al final de cuentas no saben si huir o quedarse con la esperanza de que el dolor de pronto pase y el amor lo sane todo.

En el momento en la relación, cuando llegas al punto de sentir que estás prácticamente mendigando por su tiempo, y su atención, es porque alguna cosa ya no va bien. Alguna ha muerto en el amor que existía entre los dos. La relación se ha quebrado silenciosamente.


Si lo que describimos te suena y llegaste al punto de sentir todo esto, es porque de alguna forma te lo ha hecho sentir sutilmente y no es necesario tener que vivir y aguantar al lado de alguien que te haga sentir así, de esta manera. De lo contrario, se sufre, se mendiga el amor y la autoestima disminuye, una vez tras otra, sales muy dañada.

Estos son 5 pasos para detectar si estás mendigando el amor de ese hombre.
1. Analiza y escucha lo que tu corazón te dice, no lo que tú mente piensa
A estas alturas ya estás con la cabeza llena de tantas ideas que te marean y luchan entre ellas mismas, que hasta incluso te preguntas si has perdido la razón. Es imposible tratar de escuchar a tu corazón por que la voz de tu mente es demasiado alta y aguda.
Busca un lugar y un momento tranquilo en tu día, sin tus amigas, sin nadie, sin tu teléfono y sobre todo sin las redes sociales que no se cansan de informarte que él acaba de publicar una foto con tu comida favorita, pero tú no estás invitada a degustarla, o que a fulana le ha gustado dicha foto. En ese raro momento de soledad y reflexión no te quedará de otra que escuchar lo que tu corazón siente, aunque intuyas que lo que escuches no sea de tu agrado y quieras tapar el sol con un dedo.


El corazón no habla, pero dice más que nuestra mente. Si cuando piensas en él, en ustedes juntos como pareja con proyección a futuro, en los buenos momentos y en los malos, en lo que te molesta y lo que amas de él; y mientras lo haces tu corazón se inquieta y no encuentra sosiego, entonces detente, porque es bastante probable que él no sea a quien tú necesitas, aunque en el fondo tal vez ya lo sospechabas.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"