¡No los cometas! 5 errores que cometes en la intimidad y ellos no se atreven a decirte

El momento de más profunda conexión en las pareja es el de la intimidad, es ahí donde nos conocemos y dejamos todo nuestro ser al descubierto, al igual que nos entregamos en cuerpo y alma al ser que tanto amamos. Existen parejas que complementan sus relaciones íntimas con distintos actos los cuales en ocasiones ayudan a incentivar la pasión; sin embargo, hay mujeres que abusan de estos recursos y en lugar de encender, apagan el fuego, por esta razón, es muy importante corregir las cosas que puedas estar haciendo mal.

Como mujeres debemos ser muy atentas pues nos gusta ser sensuales y atrevidas, pero hay un par de prácticas que ellos detestan y que no se atreven a decirlas por no querer lastimarte. Por lo tanto, te presentaremos algunos de los errores que la mujer comete en la cama y que ellos realmente no toleran.

1. Que me coma, (literalmente):

Cuando besas a tu hombre de manera apasionada es muy sensual y agregarle mordiditas también puede ser excitante para ellos. Pero jamás de los jamases los muerdas con tanta fuerza que lo llegues a lastimar, no a muchas personas les gusta el dolor y tener los labios sangrando es algo muy desagradable.

2. Exagerar los sonidos:

Los gemidos son normales y a veces inevitables, y está claro que es un sonido excitante y muy sexy para ellos. Pero haz lo posible por no exagerarlo, ya que él lo sentirá muy falso, además puede que se sienta algo incómodo por miedo a que alguien pueda escucharlos.

3. Mostrar inseguridad con tu cuerpo:

Tener algunos descontentos con nuestro cuerpo no es algo malo, pero no es para nada sexy que siempre te muestres acomplejada con tu desnudez. Tener relaciones a oscuras, taparte todo el tiempo y no dejar que te bese o toque ciertas partes del cuerpo elimina toda la pasión además de ser algo muy incómodo para ambos. Trabaja en ello y despreocúpate por cualquier “defecto” pues si él te ama tú le vas a encantar tal cual eres y eso es lo que importa.

4. Demasiadas órdenes:

Juguetear un poco con tu chico y darle ordenes puede ser sensual, pero hacerlo todo el tiempo llegará a hartarlo. Cuídate de querer tener el control absoluto siempre, recuerda que para TODO debe haber un equilibrio.

5. Miedo a intentar nuevas posiciones:

Chicas no hay nada más aburrido que hacer siempre lo mismo en la cama, deja el miedo y atrévete a experimentar nuevas posiciones y lugares. Comunícate con tu pareja para que juntos puedan lograr cosas nuevas y excitantes para ambos, no te niegues a todo y maten tu mente abierta. Recuerda que hacerse la santa en la cama no excita a ningún hombre.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"