No le enseñes a tus hijos a decir ¿Mande?, mejor ¿Dime?, ¿Disculpe? o ¿Qué?

¡Estás leyendo bien! Te damos las razones por las que ahora debemos educar a los niños para que no contesten con la palabra “mande”.


Quienes fuimos educados bajo la educación tradicional del siglo pasado, sabemos que los niños que contestábamos al llamado de un adulto diciendo con la palabra ¿qué?, eran considerados maleducados o irrespetuosos. Según la historia, esta expresión era empleada en época del Virreinato y era la manera en que las castas inferiores, es decir, los mestizos e indios, mostraban su respeto y sumisión a los blancos y criollos.

Ahora se ha dado una vuelta a este término y se cree que los niños no deben ser obligados a contestar con un mande, ya que eso es mostrarles desde pequeños que tienen que ceder ante cualquier cosa que un adulto le pida, sólo porque es adulto. Tal vez parezca algo de poca importancia, pero no lo es, ya que es importante que a los niños se les enseñe que tienen poder de decisión sobre sí mismos y no que otras personas pueden disponer sobre ellos. Sobre todo porque no todos los adultos pueden tratarlos con respeto y pueden tener malas intenciones.

Perdamos el miedo a que tachen a nuestros hijos de mal educados y eduquemos seres pensantes y libres.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"