No hay familia perfecta, pero si única

Claro que no hay familia perfecta, eso no existe, cada familia es única, con sus aciertos y desavenencias las cuales se ven reflejadas en la dinámica familiar.  Una cosa son esas fotos que subes a las redes sociales en donde todos sonríen y se ven geniales; y otra muy diferente es la convivencia diaria, en donde se combinan emociones, sentimientos, preferencias…. Dentro de la no perfección están las familias funcionales, esas que aprenden a convivir día a día y están allí para apoyarse los unos a los otros en las buenas y malas, estas familias tienen una buena comunicación, existen los límites y se respetan mutuamente.

Existen también las familias disfuncionales en donde el poder es mal utilizado y no existe el respeto, reina la violencia y el caos.  No deja de sorprenderme el desgaste tan alto que arrastran algunas personas que se obsesionan por los defectos de sus familias.  Es bien sabido que aquellas personas que están constantemente viendo los errores de las demás se olvidan de sus propios errores y entonces se pierde la perspectiva de la realidad, es así como no se logra avanzar.  Para los días de verano y navidad es cuando más se siente el peso de las imperfecciones.

Para empezar deberías de sentirte afortunado por tener una familia que te ama, te valora y te respeta, motivo suficiente para dar gracias a Dios por haberte dado eso maravilloso regalo que has recibido desde que naciste.   En lugar de estar tan preocupado todo el tiempo porque tu familia no es lo que quieres que sea, deberías ocupar ese tiempo en usar tu sentido del humor, ríete de esas pequeñas tonterías que solo las ves en tu casa con los miembros de tu familia.  Existen ciertas conductas raras que quizá vez sólo dentro de tu familia, pero al conversar con tus amigos acerca de las anécdotas que solo vives cuando llegas a casa,  te das cuenta de que quizá las otras familias no son tan distintas a la tuya después de todo; y verás como las historias se repiten en algunos hogares.

La familia que tenemos es la mejor familia para nosotros, no podemos cambiar el hecho de que pertenecemos a esa familia, nuestros padres son los más especiales para nosotros, al final lo que hace que una familia sea la mejor es el amor, si ese amor que solo obtenemos en la familia.  Ese amor que nos hace aceptar a la otra persona con todos sus defectos y virtudes, aunque a veces nos parezca muy difícil.   Hoy en día el divorcio es bastante habitual por ello hay muchas familias con un solo progenitor y por lo mismo los niños han tenido que vivir en entornos que no son los más idóneos para ellos.

El deber principal de las familias es educar a los hijos de tal manera que puedan afrontar el futuro de la mejor manera posible.  Es decir que la familia debe enseñarles a ser respetuosos con los demás, que adquieran seguridad económica, seguridad afectiva, que tengan una personalidad fuerte y resistente, en fin prepararlos para que cuando crezcan tengan una vida exitosa,  aprender a entendernos y comunicarnos con nosotros mismos y con nuestra familia es un proceso lento que empieza desde el momento en el que nacemos hasta que dejamos de existir,  la respuesta está en haber desarrollado estrategias para poder resolverlos.

Hoy en día existen diferentes tipos de familias:

Familia Nuclear: Formada por mamá, papá, hijos, es la típica familia.  Durante mucho tiempo este tipo de familia era la única aceptada en la sociedad, era considerada como “La familia perfecta”.

Familia Extendida: Formada por parientes que no son necesariamente los padres; pueden ser abuelos, tíos, primos y otros consanguíneos o afines.

Familia monoparental: Formada por uno de los padres (normalmente la madre) y sus hijos.  Este tipo de familia puede darse por diferentes circunstancias;  padres separados o divorciados en donde los hijos terminan viviendo con uno de los padres, porque uno de los padres muere y por último como consecuencia de un embarazo precoz en donde la madre es madre soltera.

Familia Ensamblada: Está formada por agregados de dos o más familias (ejemplo: madre viuda con hijos se junta con padre solo con hijos).  Aquí también se incluyen aquellas que están formadas solo por hermanos o amigos en donde la palabra “familia” no necesariamente tiene que ver con parentesco de consanguinidad si no con solidaridad, convivencia y sentimientos quienes deciden compartir el mismo espacio.

Familia de Hecho: Este tipo de familia se da cuando la pareja decide vivir sin ningún tipo de enlace.

Sea cual sea el tipo de familia a la que pertenezcamos debemos siempre mantener la comunicación fluyendo, debemos de dar el ejemplo de respeto y armonía familiar, es importante convivir con la familia,  debemos organizarnos y hacer viajes, cenar, practicar deportes, ir al cine o simplemente reunirnos en la sala de nuestra casa y disfrutar de una película o juegos de mesa, procurando que el tiempo que  dedicamos a nuestra familia sea de calidad.  Debemos ser justos y equitativos con nuestros hijos, no debe haber favoritismos.  No debemos centrarnos en alcanzar eso de “La familia perfecta” , porque como ya nos quedó claro no existen las familias perfectas;  en lugar de eso debemos procurar que nuestra familia sea feliz, una familia feliz también tiene hijos malhumorados, problemas económicos y casas desordenadas como todas las familias del mundo.  En realidad lo que hace a una familia feliz es ese núcleo de amor que los mantiene unidos en las buenas y malas.  Lo que se requiere es tener claro el significado y el propósito en nuestras vidas.  Al lograr esto los momentos difíciles son más fáciles de sobrellevar porque los ponemos en perspectiva y los momentos felices son mucho más memorables.  Sigamos brindando lo mejor de nosotros a nuestra familia y de la mano de Dios la paz, felicidad y armonía reinará en nuestros hogares en todo momento. No hay familia perfecta, pero si única
.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"