Necesito a un loco, que haga acordar lo que es el amor

¿Qué es el amor? Reza un poema de autor anónimo: “una dulce inquietud indefinida, un querer estar cerca y contemplarse, despedirse cien veces y no marcharse, que aunque todo se ha dicho algo se olvida”. Casi es como una fórmula mágica para definir el amor de una manea que refleje lo que nos hace sentir en el devenir cotidiano. Aunque todo parta desde el momento en que la flecha de Cupido nos dé el tiro certero, hay mucho más allá de las emociones de los primeros tiempos. Abrir el corazón es un arte que se aprende de a dos y que parte de esa fuerza centrífuga que nos hace concatenarnos y conectar con alguien desde todos los aspectos de nuestra vida, desde la cotidianeidad hasta lo más complejo. Quizás la locura más maravillosa de nuestras experiencias. ¿Crees que necesitas un loco que te haga saber lo que es el amor?

Es probable que todas necesitamos a esa persona capaz de bucear en nuestro interior y despertar en nosotras todas las emociones del amor. De aquellos hombres románticos que nos hagan sentir lo importante que podemos ser en la vida de alguien.

No es imposible encontrar a aquellos que sean capaces de despertar en nosotras ese amor enigma que sólo el corazón es capaz de descifrar. El amor emerge de esos cauces dulces de los ríos del alma, es lo que nos invita a vivir junto al presente, un pasado y un futuro al mismo tiempo, porque amar, de alguna forma, es tiempo, ese sortilegio que se sacia y juega con no morir jamás.

Pareciera sin sentido decirlo, pero muy por el contrario, cuando el amor es genuino hasta las cosas más triviales se vuelven importantes. Y quizás necesitemos un loco enamorado capaz de amarnos con nuestras tonterías, con nuestros chistes malos, con cada cosa sin sentido pero que cobra importancia en ese movimiento pendular del afecto entre dos personas que se aman y se aceptan como son, con sus virtudes y sus defectos.

Un amor de locura que también nos lleve de la mano por los laberintos del placer y nos permita recorrer el itinerario del deseo.

Un loco enamorado…pero también el mejor amigo en quien podamos confiar. Suele aconsejarse a la pareja reservar cierto espacio personal, en el que cada uno tenga su propia vida y sus propios misterios, pero por otro lado, que tu enamorado sea con quien puedas compartir tus secretos, tus infidencias, aquel que pueda estar allí para aconsejarte de la mejor manera: tu amor, tu confidente y también tu amante, no tiene precio.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"