Mujeres que NO AMAN, sino que POSEEN

Dicen que aman, pero no es así.

Porque tienen una concepción equivocada de la pareja.

Básicamente, la otra persona es su propiedad y las relaciones que establecen, son sumamente tóxicas.

Parejas disparejas

La propia palabra lo indica: pareja es una relación afectiva entre iguales.

Cuando decimos “mi pareja”, estamos hablando de dos personas en igualdad de condiciones, donde cuenten en la misma medida los deseos y necesidades de ambos.

Pero cuando esa premisa no se respeta, entramos en otro tipo de relaciones, que resultan asimétricas porque una de las partes tiene preponderancia sobre la otra.

Un caso especial en estas relaciones es cuando la mujer establece el dominio sobre el hombre, funcionando más como tiranas déspotas que como integrante de una pareja saludable.

Conductas

Registran el maletín o la billetera de su novio o su marido.

A la menor oportunidad, escudriñan el celular de su pareja, buscando números desconocidos, chats comprometedores, fotos osadas, contactos sospechosos.

Fijan hora de entrada y salida y a veces, hacen visitas sorpresa en el lugar de trabajo de su novio.

Son capaces de hacer escenas de celos en cualquier lugar e intimidan a su pareja en toda circunstancia.

Son las mujeres controladoras, obsesivas, verdaderas “tiranas del amor” por así decirlo, aunque realmente ellas no establecen una relación amorosa, sino una relación de dominación.

La mujer que establece una relación de este tipo, está mostrando una profunda carencia. Ella mira a su pareja como una propiedad y tiene un temor grande a perderla. Su novio o su marido la nutren de necesidades básicas que ella tiene insatisfechas.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"