¿Mujeres prefieren dormir que tener intimidad?

Es un hecho casi generalizado que es posible que te hayas dado cuenta que el cansancio es una de las justificaciones más usadas para tener momentos de intimidad con tu pareja. Si esto te hace sentir mal, porque significa una barrera para disfrutar de una buena vida sexual, es momento de que conozcas lo que ha revelado una investigación. Estos resultados ayudan a entender lo que es realmente importante para las mujeres, que se han convertido en la fortaleza económica de la familia.

El estudio demuestra que entre el 60 y el 70% de las mujeres en Estados Unidos, Reino Unido y China se consideran satisfechas con la vida sexual que tienen con su pareja, pero, aunque sea difícil de creer, prefieren una noche de descanso y sueño reparador antes que tener una noche de buen sexo. Las cifras exactas en cuanto a esta preferencia son: mujeres en China con el 70%, mujeres británicas con el 68% y mujeres estadunidenses con el 60%.

Esta tendencia no predomina en todo el mundo, las cifras cambian de manera radical en las mujeres de países latinoamericanos, como Brasil y algunos otros países europeos, solo el 32% de las mujeres elegiría dormir antes que tener una buena noche de pasión. Estos datos son reportados por la investigación de Fleishman Hillard, una compañía estadounidense de relaciones públicas y mercadotecnia.

Otra conclusión interesante que revela el estudio es que, si a estas mujeres (chinas, británicas y estadunidenses) les dieran la opción de elegir entre prescindir del sexo o prescindir de la tecnología durante tres meses, la mayoría preferiría dejar de lado su vida sexual.

El estudio se llamó “Women, power & money”, (en español “Mujeres, poder y dinero”) y fie realizado en cuatro países: Estados Unidos, Reino Unido, Brasil y China, con entrevistas a cuatro mil 300 mujeres.

Al ser cuestionadas sobre su definición de éxito, las mujeres citan con mayor frecuencia la seguridad financiera, la familia y la felicidad, antes que la riqueza, el lujo o ser una ejecutiva brillante y reconocida. Por otro lado, entre las opciones de sexo, poder o dinero, el 80% de las mujeres prefiere disponer de dinero para asegurar el futuro de su familia, especialmente, lograr que sus hijos vayan a la universidad. El estudio mencionado, también revela que aproximadamente el 90% de las mujeres prefiere vivir diez años con una buena calidad de vida, que veinte sin poder disfrutar de plena autonomía.

Los hombres son quienes principalmente se quejan de que su pareja ha dejado de mostrar el mismo interés que él en el sexo, el matrimonio se vuelve parte de una rutina y parece ser que las ganas han desaparecido. Sin embargo, existen algunas razones por las cuales las mujeres podrían volverse reacias a tener relaciones sexuales con tanta frecuencia:

Se ha vuelto sensible a malos olores, incluyendo tu sudor.
Luces con flojera. A las mujeres le gusta el hombre con iniciativa, lleno de energía y dinámico, por lo que el hombre tirado en un sofá viendo el futbol, solo despierta flojera.
No apoyas en los quehaceres domésticos. Esto es una muestra de interés en la relación.
Te has vuelto aburrido. Entabla conversaciones interesantes con ella, aprende a reírte de ti mismo y agrega humor a tu relación.
Actúas como si vivieras con otro hombre, no con tu pareja. Haces chistes machistas, eructas, bebes sin control, etc.
No muestras interés en ella. No te das cuenta si cambió el color ni el largo de su pelo, si cambió su forma de vestir, te muestras indiferente.
Eres pesimista. Todas tus opiniones sobre las cosas son negativas, nada te parece, nada te gusta.

No la apoyas en público. O peor, te burlas de ella en público, haces bromas para que los demás se rían de ella y lo único que logras es distanciamiento.
No muestras interés en lo que a ella le gusta. Cuando te habla sobre algo importante para ella le cortas el tema, le cambias la conversación o simplemente no le contestas.
No le preguntas por qué ella ya no quiere hacer el amor contigo. Por dentro, te mueres por saber qué está pasando, pero no le dices nada y ella tampoco porque no demuestras interés en rescatar la pasión.

Una razón por la que pudiera darse esta preferencia del descanso sobre el sexo, es que las mujeres no ven la intimidad sexual como algo tan valioso como el sueño. La mayoría termina cansada de todas las actividades del día, la oficina, los hijos, etc., que encuentran en el descanso mayor placer. Además de que la falta de descanso acarrea consigo muchos problemas de salud, como la pérdida de la capacidad cognitiva y el sobrepeso, como explica el profesor Eduardo Suárez del Departamento de Psiquiatría y Ciencias del comportamiento de Duke University Medical Center.

Val Sampson, coautor de “Cómo tener gran sexo para el resto de su vida”, considera que hay momentos en la vida de la pareja, que tener relaciones sexuales se convierte en una más de las tareas y actividades que se deben cumplir. Si este es tu caso, intenta darle prioridad sobre otras actividades, siempre teniendo un compromiso personal y con tu pareja para que puedan darse el tiempo y mantener la energía para cumplirlo. Toma solo 10 minutos despertar el deseo, iniciando con besos y caricias es una forma de hacerlo, y estos 10 minutos puedes quitárselos al tiempo que pasas jugando en tu celular o checando las redes sociales. Una manera de encontrar el tiempo es administrar juntos las actividades del día y las labores domésticas y llevarlas a cabo entre los dos, para liberar la presión sobre uno solo y evitar que al final del día lo único que quieran hacer sea dormir.

Recuerda que tener una vida sexual activa y saludable es una parte muy importante de una relación de pareja, por lo que no es recomendable dejar de hacerlo por el cansancio de la vida cotidiana, pues el sexo es uno de las actividades que fortalecen tu unión a nivel emocional y espiritual.