Muchas personas se irritarán cuando comiences a hacer lo que te hace más feliz

Porque vivimos en sociedad y porque no nos sentimos muy bien al compartir con a las personas a nuestro alrededor, es difícil actuar pensando tan sólo en nuestro bienestar.

El radio de nuestras acciones alcanza a mucha gente, o sea, siempre estaremos alcanzando a alguien mientras tomamos actitudes y hacemos elecciones.

Aunque no siempre podemos actuar sin que alguien se desagrade, tendremos que sobre todo salvarnos, o los demás quedarán bien y nosotros no.

El mundo anda enfermo, las personas están estresadas, rabiosas, con un mínimo de tolerancia y paciencia. La vida moderna parece agotar las fuerzas de cualquiera, obligándonos a trabajar excesivamente para poder consumir la felicidad estampada en las vitrinas y en los medios en general.

Sobra poco tiempo para higiene mental y reequilibrio de energías, por eso, seguimos constantemente cansados y con los nervios a la flor de la piel.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"