Mitos sobre la comunicación en pareja. ¿Los conoces?

Una buena comunicación de pareja es algo que se construye, no es algo que surja de manera automática, sino que es algo que se practica en pareja, en donde la idea es que ambos, vayan mejorando el cómo decirle las cosas a su pareja. Por eso, es importante el trabajo en equipo para poder identificar y mejorar esos aspectos que afectan la relación y que los puedan solucionar por medio de una buena comunicación. Una buena comunicación, es aquella que se da por procesos de interacción y que ayuda a resolver conflictos, que aporta al crecimiento de la pareja y que evita que se agranden los problemas.

Todos hemos leído y probablemente experimentado en nuestras relaciones, que el establecer una comunicación constante y con cierto grado de intimidad, es vital para el fortalecimiento de la relación. Todos soñamos con tener una relación en donde podamos compartir nuestros sueños, nuestras aspiraciones, nuestras victorias y derrotas. Es lo que de alguna u otra manera, debe primar a pesar de la situación que se esté viviendo. Hoy queremos mostrarte cuáles son los mitos más comunes que pueden afectar el diálogo con tú pareja.

Es mejor por chat

El elegir el chat como medio de comunicación con tu pareja para tratar temas serios o importantes, puede aparentemente ser el más fácil, en términos de que pueden ambos pensar lo que se dicen antes de mandar el mensaje, es práctico porque no tienen que coordinar una cita, no te ven tus reacciones emocionales, etc. En cambio, visibilizando el lado negativo, también puede convertirse en un gravísimo error, debido a que hay mayor probabilidad de que la información que ambos escriban pueda provocar un mal entendido, debido a que esto carece comunicación no verbal. La cual, hace que entendamos el tono, intensidad y sentido sobre el contenido de lo que nos están diciendo.

Con base en lo anterior, como no se pueden entender correctamente, puede ser que no logren solucionar el problema o que el problema inicial aumente. Recuerda que lo que digas por chat, va a quedar ahí para siempre y la persona, lo podrá leer y releer. Entonces te aconsejamos el enfrentar los conflictos de forma personal, para evitar malos entendidos y frases desafortunadas. Ya que lo que realmente se quiere es poder solucionar el problema.

Sé lo que estás pensando

Muchas veces pensamos que sabemos lo que piensa el otro, debido a la convivencia y a los años de relación que llevamos con ellos, en donde muchas veces los hemos escuchado decir las mismas cosas, en discusiones similares. Es cierto, que hasta cierto punto, conocemos a nuestra pareja de manera un poco más profunda que el resto. Sin embargo, es bueno el escuchar lo que la persona puede pensar o sentir, tal vez sea lo mismo que te lleva diciendo desde hace algún tiempo, quizás sea un poco aburrido el tener que escucharlo de nuevo. Pero es la única manera de hacer sentir al otro, de que tú lo estás escuchando. Además, tal vez te diga algo nuevo. En cualquier caso, el dejar que el otro se exprese, va a hacer que esté más calmado durante la discusión.

Por último, te comentamos que la gran mayoría de los problemas en general, surgen de cuando suponemos las cosas, en lugar de preguntar y escuchar la posible respuesta. Puede ser que se nos dificulte el entender un punto de vista diferente, pero no estamos solucionando nada al no comprender desde dónde viene el otro y cuál exactamente es su posición frente al conflicto. Por eso, lo mejor es dialogar y escuchar atentamente.

Hablar sobre el pasado

¿Con qué objetivo estás hablando sobre el pasado? Si es que tienes un objetivo preciso, al cual el pasado puede aportar, está bien el traerlo al presente. Pero debes saber que el pasado ya no está, que el presente es lo que estás viviendo ahora. Y que la única razón para hablar de él, es si tienes algo para aportar. Sino, puedes causar daños totalmente innecesarios. ¿Para qué comentar momentos que tuviste con otra pareja? Todo eso ya debería haber quedado atrás. Tampoco se trata de eliminar por completo el pasado, todos tenemos uno, pero el comentarlo sin algún fin en específico puede generar daños y dudas que pueden deteriorar tu relación actual. Además, de que puede agravar problemas que ya tengan como pareja.

Hacer responsable sólo a tu pareja para que cambie


Todos los problemas de pareja son de a dos, por lo tanto, ambos deben de ceder en los conflictos. O deben llegar a algún acuerdo que sea basado en la justicia y reciprocidad de la relación. Uno de los mayores beneficios de estar en pareja es el de crecer y mejorar juntos, para poder construir una relación de pareja más sólida, estable y duradera. El conversar sobre los errores, también ayuda a solucionarlos, pero si alguno tiene una actitud grave puede que deteriore la comunicación. Un ejemplo de esto es hacer siempre acusaciones y críticas destructivas. No siempre serán con mala intención, pero el aprender a señalar aspectos de mejoramiento en la pareja, es una habilidad fundamental para construir una buena comunicación. Lo hacemos con nuestra familia, lo hacemos con nuestros amigos, incluso en el trabajo, ¿por qué con nuestra pareja no?

Insistir en los problemas


Es difícil el animarse a hablar de los problemas, por lo general tendemos a evadirlos, a preferir el pasar un rato tranquilo en lugar de hablar de los problemas. Sin notar que esta decisión, que parece tan inocua, en realidad, nos puede causar tremendos conflictos. A veces, no nos damos cuenta de que hacemos esto debido a que sentimos miedo. Esta actitud nos puede llevar al extremo de: dejar hablando sola a la otra persona o de no atender sus conversaciones cuando te está pidiendo el hablar de algo. También puedes llegar a ignorar a tu pareja cuando tiene el valor de poner en la mesa un conflicto. En todos estos casos, hay que tomar en cuenta que para la otra persona, tampoco es fácil. Pero ¡En la comunicación está la solución! Así que no dejes que tu relación se arruine sólo por no afrontar los problemas a tiempo. Siendo que con un dialogo asertivo, ambos pueden crecer mutuamente y construir una relación de pareja sana, en la cual ambos quieran estar.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"