Milagro en Tailandia: la historia de los 12 niños y su entrenador rescatados de la cueva

El mundo entero estuvo en vilo por los 12 niños futbolistas y su entrenador, quienes pasaron 18 angustiosos días encerrados en una cueva y con un futuro incierto.

Se había hablado de un trabajo de rescate que podía durar meses, pero afortunadamente los rescatistas realizaron una magnífica tarea, aunque la muerte de uno de ellos en los días previos pone también una nota de tristeza en el episodio.

Extravío y desaparición

El 23 de junio los integrantes del equipo de fútbol “Los jabalíes salvajes”, formado por doce niños, además de su entrenador, quedaron atrapados en la cueva Tham Luang, en la provincia de Chiang Rai, al norte de Tailandia.

El grupo fue sorprendido por una súbita tormenta, que inundó parcialmente la caverna, impidiendo la salida y empujándolos al interior de la misma.

Las bicicletas de los niños, abandonadas en la entrada de la caverna, llevaron a encender las alarmas en las autoridades.

Un día después, grupos de exploración se adentraron en la cueva y encontraron huellas de los desaparecidos. El 26 de junio, se instalanbombas de extracción de agua, para drenar los pasadizos empantanados.

El 27 de junio, buceadores británicos se unen al contingente internacional que colabora en la búsqueda, con expertos de Australia, Estados Unidos, China, Dinamarca, Finlandia, Israel y Japón, entre otros países.

El 29 de junio, los equipos de salvamento llegan a la “caverna 3”, situada a unos 1,5 kilómetros del punto donde será encontrado el grupo de desaparecidos y a unos 2,5 kilómetros de la entrada.

Nueve días después de iniciarse la búsqueda, dos buzos británicos localizaron a los 12 escolares y su tutor. Estaban en una isleta de terreno elevado, a unos cuatro kilómetros de la entrada a la cueva.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"