Midorexia, o sobre cómo tener más de 40 y nunca haberte sentido mejor.

Entre los deseos más anhelados entre las mujeres están el de comer sin engordar y el de la eterna juventud, la sobreexigencia de estar bellas siempre, supone un esfuerzo, llegada la mediana edad esas preocupaciones rondan en la cabeza de las mujeres con más frecuencias, ya que no solo toman de juez al reflejo del espejo, sino que inician un proceso de análisis, de autoevaluación, de ver lo que lograron y fijarse nuevas metas y objetivos.

Estamos viviendo en un tiempo en el que la edad nos convierte en personas todavía más seductoras, y es por eso, que vemos cada vez más a firmas de grandes diseñadores tanto de accesorios y perfumes que confían en mujeres que ya han pasado los 40 para sus campañas publicitarias, como Julia Roberts que es la imagen de Givenchy y Madonna de Versace. 

En la actualidad las cosas no existen hasta tener un nombre, por lo que se genera un nuevo concepto: la midorexia. , término acuñado por Shane Watson, en las páginas de “The Telegraph” al darse cuenta esta tendencia va en aumento en donde mujeres y hombres dejan de fijarse en su edad para vivir , vestir, comer, viajar, hacer deporte, seguir sus intereses, sin dejarse llevar por el documento que resultan elementos condicionantes y restrictivos.

Ésta palabra combina al sufijo “rexia”, que señala una obsesión, con la palabra “mid”, por la contracción del inglés “middle”, denominando a la mitad de la vida, fue establecido para referirse a ese grupo de mujeres en donde piensan que no todo tiempo pasado fue mejor, y que en plena crisis de la mediana edad toman cualquiera de las tendencias juveniles para sentirse más jóvenes, guapas, radiantes y se lo creen. 


Pero.. de que se trata exactamente ésta tendencia que está tan en auge? Tal como lo describe Shane, “es la creencia de que no sólo puedes ser atractiva para siempre (algo bueno) sino que, de hecho, ahora eres más atractiva que nunca y que sería un crimen no aprovecharse de ello antes de que sea demasiado tarde”.

Como ejemplo tenemos a artistas de Hollywood, Madonna que ya entrará dentro de poco a la sexta década, Jennifer Aniston se acerca a los 50, Cameron Diaz que ronda los 45, las vemos deslumbrantes en cualquier entrega de premios, en cualquier gala o evento, pues consideran que están en su mejor momento, saben y pueden hacerlo, y por sobre todo, no dan importancia a su fecha de nacimiento.  Porque son midoréxicas, ‘víctimas’ del último síndrome de moda.

Es como una segunda adolescencia en que se presentan nuevas oportunidades, como si mantienes intactas tus ganas de descubir nuevos lugares, comidas, culturas, se animen a viajar solas al otro lado del mundo, es hacer ejercicios más allá del pilates, como ponerse a bailar, yoga, natación, unirse a maratones, que si su cuerpo sigue siendo esbelto calzarse un pantalón de cuero o un vestido al cuerpo. Se trata de poner el autoestima por sobre lo que se considera “correcto” según la edad que se tiene.


Sí bien es una edad suficiente como para tener juanetes, canas y el comienzo de problemas digestivos regulares, pues el paso de los años es algo inevitable para algunas cosas, tener ahora la poción de tratar esos problemas con los cuidados adecuados, hace que se puede llegar a estar igual o incluso más atractiva a los cincuentas que a cualquier otra edad, muchas de las mujeres se encuentran mejor físicamente a esa edad que los 20, debido al gran ofrecimiento que tiene el mercado en cuánto a tratamientos de belleza, o actividades deportivas, además a los 45 años o más se tiene más tiempo para dedicarse a una, y de aprovechar todo eso se trata la midorexia.


Otra carácteristica de los midoréxicos tanto hombres y mujeres, es que no están apurados, no demuestran angustia ni ansiedad, se sienten convencidos de que tienen todo el tiempo del mundo y por sobre todo que viven la mejor de las edades posibles. Se sienten seguros, ya no andan con vueltas, creen que son más simpáticos que nunca , que están en mejor forma que en su mejor momento y que la sabiduría que le brindan los años hacen aumentar sus poderes de seducción.

La midorexia define el deseo de vivir acorde con lo que tu cuerpo y tu mente dice, independientemente a la edad que tengas y de lo que los demás esperan que hagas. Si tienes unas piernas bonitas.. lúcete!, ¿qué importa la cantidad de años que tengas? Esta tendencia viene a romper los tabús que durante años han marcado a la mujeres: “ La cuarentona o la cincuentona que debía permanecer sacrificando sus deseos y a limitarse de hacer el ridículo porque ya no “está en edad”.


Shane Watson también advierte que existe una ambiguedad en donde el feminismo viene marchando fuerte cree como un doble discurso, pues es fácil creer en que para ser aceptada y tener éxito es un requisito estar bien físicamente y seguir la moda. La midorexia se encuentra en la delgada línea que separa la apariencia y la libertad personal, pues algunas se sienten con la libertad de hacer y vestir como se le plazca mientras otras piensan que es una obligación para mantenerse en el tiempo.


En síntesis la midorexia no constituye ningún desequilibrio, mientras no se convierta en una obseción, que una persona quiera cuidarse, practicar algún deporte, usar cremas o vestir de una determinada manera no representa nada malo, si cuando se convierte en una obseción y arriesgan no solo su salud sino también sus vínculos . Lo que cuenta es el espíritu. Si a una persona, le hace feliz usar tal o cual ropa , bienvenido sea‼ Pues al final de cuenta lo que todos queremos es ser felices .


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"