MI pareja tiene el síndrome de Peter Pan ¿Qué Hago ?

El miedo a crecer es más frecuente de lo que parece.

Es paradójico el hecho de que cuando fuimos niños, lo único que queríamos era ser adultos y ahora que lo somos, en ocasiones deseamos regresar a ser niños de nuevo para poder evadir responsabilidades y problemas.

El sentir que la vida en el pasado fue más fácil es muy normal, ya que la vida adulta no es un camino lleno de rosas. Sin embargo, si es que ésta actitud es un extremo, puede que no sea algo muy sano, debido a que todos internamente tenemos el deseo de desarrollarnos, de tomar nuevos desafíos, responsabilidades y compromisos. Es por esto que se trata de un conocido trastorno psicológico llamado “ el Síndrome de Peter Pan”. ¿Sabes lo que es? A continuación te explicamos más acerca de él.

El miedo a crecer

El síndrome se llama de Peter Pan debido al entrañable personaje de ficción el cual vive en el País de Nunca Jamás. Para los que no han visto la película, el personaje se caracteriza por ser un niño para siempre, es decir, nunca crece y no quiere crecer. Además, puede volar y refleja una realidad concreta que se ve en cada adulto, debido a que tenemos miedo de crecer.

Este síndrome puede aparecer en hombres y en mujeres, sin embargo, es mucho más prevalente en hombres. También se ha detectado que puede tener relación con los hombres que han crecido sobreprotegidos en relación a su entorno e historia familiar.

Dentro de sus características principales encontramos que son personas inseguras, que se encuentran insatisfechas con lo que la vida de los adultos tiene para ofrecer, frecuentemente se frustran a la hora de enfrentar las preocupaciones relacionadas con la adultez, etc. También tienen un carácter en donde no saben lo que buscan, son incapaces de responsabilizarse para poder mantener un trabajo o a su familia. Y por último, no están capacitados para comprometerse de manera serie en una relación de pareja.

Las personas que tienen el Síndrome de Peter Pan también tienen una personalidad con rasgos narcisistas, egoístas y son egocéntricos. De igual manera que un niño, requieren que se les preste bastante atención y demostrarle cariño constantemente.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"