¿Mamitis, papitis y hermanitis destruyen matrimonios?

Las relaciones de apego familiares destruyen matrimonios. Las primeras figuras con quienes los niños tienen contacto al nacer son sus padres, por lo que es normal y correcto que la persona quiera y respete incondicionalmente a sus progenitores. El conflicto llega cuando a medida que creces comienzan las relaciones sociales, uno de los aspectos esenciales en la entrada de la relación social es el apego y el otro se conoce con el nombre de socialización.

Por lo tanto, desarrollar ese apego familiar es algo negativo y mucho más si estas en una relación de pareja, cuando uno de los individuos de la pareja llega a sufrir de mamitis o papitis esto solamente demuestra una falta de madurez emocional grave.

El hombre que tiene mamitis demuestra ser una persona que no sabe tomar decisiones, la de miedo de arriesgarse, además de que tiene miedo a crecer y tomar sus propias decisiones. Cabe destacar que este tipo de hombre se reconoce por ser de esos que antes de tomar una decisión o realizar algo siempre le consultan a su mamá o papá.

Los primeros límites en el comportamiento de los hijos, vienen de los padres o las figuras que emocionalmente les brindan bienestar y seguridad, es decir, que los patrones generalmente asociados a este tipo de comportamientos son madres: autoritarias, sobreprotectoras o ambivalentes combinando ambos tipos de crianza.

Un hombre con esta actitud corre mucho riesgo en una relación. Pues lo que más odiamos las mujeres es que los hombres sufran de mamitis aguda, esta es una de las peores actitudes que puede sufrir un hombre y es la causa por la cual muchas mujeres prefieren estar solteras e incluso dejarlos.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"