Madres solteras: la experiencia más difícil y a la vez extraordinaria

Ser madre o padre soltero no es lo peor que te podría pasar, muchos lo hacen por decisión propia, mientras otras personas se ven afectadas por el abandono de su cónyuge o incluso la pérdida de éste. Sin importar la situación que presentes, ser padre soltero/a es una de las experiencias que nos da más enseñanzas en la vida, además de ser lo más hermoso que nos podría pasar.

En el pasado ser madre soltera era casi el fin del mundo, una mujer soltera con un bebé era considerado un pecado, pero actualmente las cosas han cambiado, tal es el caso que hay quienes deciden convertirse en madres solteras. Ésta decisión es popular más en mujeres que en hombres pues éstas, aunque no tienen pareja sienten la necesidad de convertirse en madres, es una opción aceptada y respetada que cada vez vemos con más frecuencia. Pero el caso más común es el de las mujeres que son abandonadas por su ser amado cuando se supo del embarazo y aun así deciden afrontarlo solas.

Sin importar la situación, el objetivo no es indagar en las razones de por qué una madre (a veces un padre) decide criar a un hijo en soledad. Queremos hablarte de unas tácticas que pueden ayudarte en el día a día con el arduo trabajo de criar a un hijo pues sabemos que será la mejor etapa que vivirás.

La realidad sobre criar a un hijo en sola/o

La palabra para describir esa experiencia es: difícil. Muchas personas desde el exterior ven a las madres solteras como mujeres valientes, una madre feliz de estar todos los días de su vida con su pequeño sin necesidad de un compañero, pero en el fondo pasan muchas cosas, muchos pensamientos que te hacen dudar, a continuación, reflexionemos los más comunes.

El temor de no poder con todo.

Cuando se es madre soltera, das lo mejor de ti para que tu niño sea sano y feliz. Cundo aún son bebes te sientes feliz al verlos descansar plácidamente, pero cuando tú lo haces es común que despiertes más de una vez con una sensación de ahogo en el pecho, con la preocupación de no estar al pendiente de lo que pueda ocurrirle al bebe.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"