Madre de dos abatió a ladrón que intentó asaltar a familias afuera de una escuela.

Katia da Silva Sastre, de 42 años, estaba el pasado sábado a las puertas del colegio Ferreira Master de Suzano (en el estado brasileño de Sâo Paulo) con su hija de 7 años. Eran las 8 de la mañana, aproximadamente. Ambas se encontraban esperando, junto a decenas de familias más, a que abrieran las puertas del centro escolar para celebrar una fiesta con motivo del Día de la madre, que en Brasil se festejó este domingo.

De repente, y según captan las cámaras de seguridad de la zona, un joven vestido con sudadera negra se acerca al grupo de madres y niños blandiendo una pistola con intención de robarles.

Sastre, que además de madre es una policía con 20 años de experiencia, extrae rápida el arma de su bolso y, sin pensárselo dos veces, dispara contra el chico, más tarde identificado como Elivelton Neves Moreira, de 21 años.

La agente, que se encontraba fuera de servicio, disparó hasta tres veces al pecho del presunto ladrón, que falleció al poco de llegar al hospital al que fue trasladado. Unas horas más tarde se supo que la agente Sastre pertenecía al cuarto batallón de Acciones Especiales de la Policía en Sâo Paulo.

Homenajearon a la policía brasileña

Unas impactantes orquídeas violetas. Este fue el regalo que la policía brasileña Kátia da Silva Sastre recibió de las manos del gobernador de San Pablo, Marcio França, por su actuación frente a una escuela el sábado pasado. La agente, que estaba de civil y había ido a buscar a su hija, mató a un delincuente de 21 años que intentó robar con un revólver a madres con nenes.

“Estas personas [por los criminales] se descontrolan fácilmente. No sabía como iba a reaccionar, si iba a disparar a los niños o a una madre o al responsable que estaba en la puerta de la escuela”, explicó la policía. “Sólo pensé en defender a las madres, a los niños y a mi propia vida y la de mi hija”, dijo la agente que lleva 20 años en la fuerza, según el sitio G1.

“Hay que recordar que es un ejemplo que un policía debe hacer. Por ella, por la sociedad, por su propia hija “, dijo el gobernador. “La gente debe entender que el uniforme de la policía militarizada es sagrado, es la extensión de la bandera del estado de San Pablo. Si se ofende este uniforme se está poniendo a la vida en riesgo”, aseguró França durante el acto.

Según el secretario de Seguridad Pública, Mágino Alves, Da Silva Sastre actuó correctamente. La Policía Militar también respaldó a su agente y dijo que respetó el protocolo, aunque recomendaron al público no reaccionar en estos casos.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"