Luego de la escandalosa ausencia a la boda real, habló el padre de Meghan Markle.

EL ex director de cine manifestó su tristeza tras no poder viajar y acompañar su hija al altar “mi bebé luce hermosa y feliz” dijo

Con ideas y vueltas, finalmente el padre de la novia –Thomas Markle– no pudo viajar a Windsor al casamiento de su hija. Debió seguir toda la boda a través de los medios y ver cómo el príncipe Carlos acompañaba al altar a la ex actriz.
Polémica

Días antes del evento, el ex director de cine que vive en México, fue descubierto colaborando en secreto con la prensa para tomarse fotos “robadas”. En las imágenes, con una puesta en escena armada, finge no saber que está siendo fotografiado por los paparazzi.El padre de Markle ha sido acusado de pactar algunas fotos con un ‘paparrazzo’. Medios como ‘The Independent’ aseguran que Thomas Markle ha vendido estas imágenes por unas 100.000 libras esterlinas (unos 113,600 euros).

En las fotos aparece el padre de la esposa del Príncipe Harry tomándose medidas para un traje y leyendo el libro ‘Imágenes de la Gran Bretaña: Un recorrido pictórico por la historia’. En otras palabras, preparándose (o eso quería hacer entender) para el gran día en el castillo de Windsor.

El escándalo le ha pasado factura al futuro suegro del Príncipe Harry. Y es que hace seis días sufrió un ataque al corazón y, aunque logró el permiso de los médicos para acudir a la boda de su hija, él prefiere quedarse en casa, según algunos medios británicos. El motivo: No avergonzar más a su hija.

Días más tarde el comunicado oficial indicando que el suegro de Harry no iría a boda no tardó en llegar.”Lamentablemente, mi padre no asistirá a nuestra boda. Siempre he querido a mi padre y espero que se le dé el espacio que necesita para concentrarse en su salud”, dijo la actual Duquesa de Sussex.

El medio TMZ, fue el que difundió que el padre estaba en California, recuperándose de una operación de corazón. Él le había dicho a principios de la semana que le colocaron tres stents después de sufrir un ataque al corazón.

Una familia colorida

El padre en bancarrota Thomas Markle Sr., de 73 años, es un ex director de iluminación que trabajó en Hollywood para series de televisión. Cuando conoció  a Doria Ragland, la madre de la novia de Enrique de Inglaterra, ya había estado casado. Se separó de Ragland cuando Meghan tenía solo seis años. En 2016 se declaró en bancarrota y ahora vive en un suburbio de Rosarito Beach, México. Y allí han sido tomadas las polémicas fotos vendidas.

Un medio hermano pistolero. Thomas Jr., hijo del primer matrimonio del padre de Meghan, tiene 51 años y vive en Oregón. El año pasado fue arrestado por apuntar con un arma a la cabeza de su novia, aunque luego fue absuelto.  Thomas Jr. escribió una carta abierta a Enrique para advertirle de que su matrimonio era “el error más grande en la historia de las bodas reales”. En ella agregó que “Meghan claramente no es la mujer adecuada para ti: una presuntuosa superficial que se burlará de ti y de la familia real”. No ha sido invitado a la boda.

Una medio hermana resentida. La otra hija de Thomas es Samantha Grant, de 53 años, que vive en Florida. Ella también trabajó como modelo y actriz cuando era joven. Lleva 10 años sin hablarse con Meghan. Sufre esclerosis múltiple. Está escribiendo un libro sobre la novia de Enrique de Inglaterra, donde la acusa de trepa y de no ayudar a su padre en problemas financieros. Tampoco está invitada a la boda, pero hará de comentarista del enlace para una televisión estadounidense.

Un sobrino que cultiva marihuana. Tyler Dooley, hijo de Thomas Jr,  de 25 años cultiva marihuana en Oregón, donde es legal y puso en marcha una variedad llamada Sparkle Markle. Tampoco ha sido invitado a la boda.

Opinó sobre la boda de su hija

Thomas dijo sentirse lleno de orgullo por el matrimonio de su hija pero a la vez frustrado por no haber estado en la ceremonia. “Mi bebé es una duquesa y la quiero mucho”, dijo.

“El servicio fue hermoso y es historia. Siempre lamentaré no poder estar allí y no poder sostener la mano de mi hija”, comentó Markle. “Cuando ves a tu hija casarse, cada pensamiento pasa por tu mente, cada recuerdo desde el primer día que nació, la primera vez que la sostuve”, agregó.

Thomas Markle le deseó sus mejores deseos a los esposos y aprovechó para hablar de la polémica generada por algunos de sus parientes. “Ahora rezo para que Harry y Meghan puedan pasar una agradable luna de miel y descansar y relajarse y todos mis pariente se callarán por todo”, declaró.

Él reveló que le envió un mensaje de texto antes de la boda, diciéndole que la ama, además de revelar que por sus problemas de salud no ha podido conseguir un regalo de bodas para Meghan y Harry, pero espera hacerlo pronto.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"