Los motivos básicos de la infidelidad en las mujeres

La infidelidad es cada vez más común en nuestra sociedad, a pesar de lo mucho o poco que podamos saber al respecto ya que la infidelidad aún sigue siendo un tema controversial y tentador. Este tema se inclina mucho más hacia los hombres que hacia las mujeres, la infidelidad femenina es juzgada de forma diferente. Ya que la mujer es mucho más discreta en este asunto y sus razones para ser infiel van más allá que el mero impulso sexual.

Como ya lo mencioné, casi no se habla de la infidelidad femenina ni de los motivos que la generan. Pero indagando un poco te podría dar algunas razones de la infidelidad en la mujer.

Quieren divertirse: Esta es una de las razones más sencillas, solo quieren divertiste, buscan una aventura que les haga sentir vivas. La rutina, su día a día, las devora. El problema está en que tienen un compromiso y por esa razón terminan lastimando a la otra persona.

Están aburridas de la relación: Otro motivo quizás no muy frecuente es que se aburren, ya sea de ver el mismo cuerpo, de estar con la misma persona y de hacer las mismas cosas, el hecho es que lo monótono termina aburriendo. La monogamia se ha convertido en una prisión de tedio, no hay evolución.

No quieren compromisos: Esta idea no está mal, el problema está cuando ya tienes pareja y esta persona cree que es una relación formal cuando no es lo que tú quieres. El hecho de estar atadas a un solo hombre les aterra ¿Toda la vida a su lado? ¿Es esto lo que realmente quiero? De esa forma sólo consiguen ilusionar y después decepcionar a la persona que tengan a su lado.

Se sienten atrapadas en la relación: Cuando una mujer no se siente cómoda en una relación puede sentirse atrapada, no aman lo suficiente a una persona y sus demostraciones de afecto parecen hasta molestas ya que se sienten asfixiadas y buscan esa comodidad en alguien más.

Estas causas son las más comunes, pero todas tienen solución y es muy sencilla. La infidelidad femenina puede evitarse con una pareja amorosa, cariñosa, atenta y cooperativa. Una mujer felizmente casada no suele engañar, algunas mujeres suelen ser infieles por venganza. Si fueron engañadas es muy probable que te quieran pagar con la misma moneda, así que es mejor cuidar tu relación.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"