Los fuertes también sufren, también lloran y, la mayoría de las veces, no tienen a nadie que los consuelen

Cuando los fuertes muestran sus debilidades …
Los fuertes también sufren, también lloran y en la gran mayoría de las veces no tienen a nadie para darles el regazo, un consejo, una mano amiga.

La gente parece olvidarse que los fuertes también son seres humanos, parecen olvidar que todos tienen sus momentos de debilidad, piensan que el sufrimiento es algo que los fuertes nunca oyeron hablar.

Los fuertes también sufren, también lloran y en la gran mayoría de las veces no tienen a nadie para darles un regazo, un consejo, una mano amiga, una ayuda, que sea, después de todo son personas fuertes, ellas aguantan.

La mayoría de la gente no se imagina que muchas noches se pasan en claro y el sueño no llega, lo que llega son todas las inseguridades y todos los miedos que fueron escondidos durante el día; y fueron escondidos para que se pudiera ser fuerte.

La gente no sabe que en el baño es la hora que el llanto viene, y viene de forma descontrolada, hasta que la última lágrima caiga en medio del agua que baña el cuerpo. ¡Es la voluntad de lavar el alma! Después, es sólo salir del baño y volver a ser fuerte para sobrevivir en medio de tantas angustias.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"