Los errores de querer cambiar la forma de ser de tu pareja

¿Alguna vez has querido cambiar a tu pareja? Es normal el decir que queremos o amamos a nuestra pareja y que aceptamos sus defectos y virtudes, pero ante ciertas situaciones que no nos gustan, podemos tener la intención de pedirle que cambie. Es verdad que muchas veces la relación sería más fácil si es que nuestra pareja pudiese disminuir un poco ciertas conductas, tal vez imaginamos que tendríamos menos conflictos, que no tendríamos que vivir ciertas experiencias, etc. Si es que te encuentras frente al dilema de tener la intención de aceptar a tu pareja tal como es, pero también piensas que tendrían menos conflictos si es que él pudiese cambiar, entonces te invitamos a continuar leyendo este artículo.

Cuando uno está en pareja debe intentar de que ambos miembros de la pareja, mantengan su personalidad y que no se produzcan situaciones en donde alguno de los participantes sienta que debe cambiar radicalmente su manera de ser. No es secreto para nadie que el poner entre la espada y la pared a nuestra pareja diciéndole que tiene que cambiar su personalidad o simplemente no podemos seguir con la relación, es un gran error.


¿Te ha pasado que en un principio de la relación todo parece perfecto? Es decir, no vemos ningún defecto en nuestra pareja y tal vez sin darte cuenta, has cambiado partes de tu carácter o de tu comportamiento con el objetivo de que la relación fuera más fluida y que no hubiesen conflictos.


Cuando terminamos la etapa anterior, del enamoramiento, durante la cual se produce un efecto que es momentáneo, durante el cual realmente podemos ser ciegos ante los defectos del otro, pero al poco tiempo, cuando este periodo se termina, es entonces cuando empezamos a ver los defectos que no nos parecen de nuestra pareja. Y es en ese instante donde muchas veces nos empeñamos en cambiar la forma de ser de nuestra pareja, comportamiento que nos puede llevar a conductas erróneas. Así que para que evites estas conductos, aquí exponemos cuáles son y cómo se realizan:

1. Pensar que cambiará por ti.

Si es que piensas que tu pareja debería cambiar con el objetivo de que la relación no se termine o que disminuyan los conflictos, esto es un gran error, debido a que las personas no deberían cambiar por alguien más, sino que por ellas mismas, al darse cuenta de que con su comportamiento tienen consecuencias que son negativas para su vida. Otra alternativa es que tu pareja se de cuenta de los beneficios que puede tener el cambiar su conducta.

Sabemos que el amor incondicional es muy difícil de lograr, pero el condicionar el amor con el hecho de que el otro cambie su personalidad es un error. Al mismo tiempo, si es que estas constantemente mostrándole al otro que deseas un cambio, es lo mismo que decirle que no es tan valioso tal y como es. Esto te puede traer problemas en tu relación debido a que puedes causar de que la otra persona no se sienta valorada.

2. Hacer el cambio a la fuerza.

Si es que piensas que durante la relación es normal obligar a tu pareja a que cambie para que cumpla con tus expectativas acerca de cómo debe ser la relación y la persona que está contigo, entonces estás completamente equivocado, esto no debería suceder en el amor.

Piensa que al querer imponer un cambio a tu pareja, le estás robando totalmente su libertad, haces que la relación se ponga tensa, debido a que tu pareja realmente no quiere cambiar pero no te quiere perder, entonces el hecho de tener que elegir entre esas dos malas opciones, por supuesto que produce un malestar.

La situación más profunda que se produce es que tu pareja sufre por que cree que lo rechazas y tú sufres por que él no es como a ti te gustaría.

3. Pensar que debe cambiar.

Otro gran error es el pensar que tu pareja tiene algo malo, cuando en realidad su característica no es ni buena ni mala, simplemente tienes que ver por qué tiene un efecto negativo. A ti nadie te dice cómo debes ser, y si es que te lo dice, él también está en un error. Siempre se debe tener presente que los dos son personas distintas y que es decisión de cada uno el cambiar o no y hasta qué punto. Puede ser que en algunas cosas estén de acuerdo, pero esa decisión la tienen que tomar en conjunto y ambos comprometiéndose a cambiar.

La idea de estar en pareja es con el fin de que la relación sea un aporte a la vida de ambos, por lo que tu relación está en peligro si es que de repente es algo que no te está aportando o si es que incluso, te está perjudicando.

4. Dañar su auto estima y confianza.


Si es que como pareja estás constantemente señalando lo que tu pareja debe corregir y si es que le comentas muy a menudo sus defectos, aunque no quieras, terminarás dañando su autoestima y confianza. Nadie quiere estar en una relación en donde lo critican, por lo que es probable que la persona decida terminar la relación.

Una señal de que estás criticando muy a menudo a tu pareja es cuando tu pareja se restringe de hacer ciertas cosas cuando está contigo, significa que no se siente cómodo equivocándose alrededor tuyo. Lo anterior no es conveniente debido a que va produciendo una tensión en la relación.


Para resumir, intenta no forzar a tu pareja a cambiar aspectos que no te gusten de su personalidad, acepta que cada persona aporta cosas diferentes a la relación y que debemos aprender a tener una relación cercana con la otra persona, a pesar de que existan detalles que no nos gusten y que tenemos que aprender a sortear. De hecho, estas mismas conductas nos pueden ayudar a cambiar a nosotros mismos. Así que deja de presionar a tu pareja y dale la libertad de ser como quiera ser, siempre y cuando no interfiera con tu propia libertad.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"