Los empáticos no pueden estar cerca de estos 5 tipos de personas falsas

Estas personas también suelen ser las que hablan de los demás a sus espaldas. Se ofenden profundamente cuando se las critica o se les reprocha su actitud. No asumen que no están actuando correctamente y les resulta erróneo y ofensivo cualquier tipo de reproche a propósito de lo que hablan.

El empático, con esa intuición que lo identifica, percibe cuando tu vida es una gran tormenta de nuves grises. Ellos están abiertos a quienes sufren y necesitan de su fortaleza y de su mano amiga para salir adelante y recuperar las energías.

Cuando el empático está cerca de esa persona que se victimiza, siente la imperiosa necesidad de ayudarla, pero sucede que no tardará mucho tiempo en percibir que se trata de alguien con una personalidad profundamente dramática y que lo que en realidad está pretendiendo es que todos se compadezcan de ella. Eso aleja al empático rápidamente.

3. La gente manipuladora

Es el tipo de personalidad más compleja de identificar. Es difícil detectar a una persona manipuladora, pues por lo general, son calculadoras y están siempre pensando en la mejor estrategia para embaucar. Sin embargo, alguien empático percibe en corto tiempo si una persona está siendo sincera o está tratando de manipularlo.

Como la forma de ser del empático es siempre de apertura, bondadosa y dispuesta a los demás, los manipuladores lo atraen fácilmente, pero el empático, más tarde o más temprano se da cuenta de cómo es la persona que tiene al lado.

4. La gente que dice ser, pero que no es

La falsedad de aquellas personas a las que les gusta aparentar lo que no son, repugna a los empáticos.

Aquellos individuos que se visten un traje que no les va, aparentando ser lo que en verdad no son a base de mentiras y de fantasías, suelen atraer a mucha gente con atenciones, una amabilidad que en el fondo no tienen.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"