Logra labios más gruesos con este simple ingrediente

Pasos a seguir

Vierte el bicarbonato de sodio en el interior de un bol.
Agrega el aceite de oliva virgen poco a poco hasta haber transformado los dos ingredientes en una pasta homogénea.

Cuando esté lista extiéndela sobre los labios limpios y secos realizando un suave masaje con las yemas de los dedos durante unos segundos.


Finalmente, retira la mezcla con agua fría y seca los labios con suavidad.
Si lo deseas puedes aplicar una fina capa de aceite de oliva virgen para mantener los labios aún más suaves y sedosos.
La textura granulosa del bicarbonato de sodio eliminará las pielecitas muertas y activará la circulación de la sangre, por lo que este remedio casero te irá de maravilla si te preguntas cómo tener unos labios más gruesos.


El aceite de oliva, por su parte, se encargará de combatir la sequedad y de mantener la piel de la boca joven debido a su gran riqueza en vitamina E.
Puedes recurrir a este exfoliante natural una vez cada 15 días.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"