Lo que NUNCA debes TOLERAR a tu pareja

Es normal que en el comienzo de una relación veamos solo lo que queremos ver: es un efecto normal del enamoramiento.

Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, las cosas van cambiando y pueden surgir (o comenzamos a percibir) aquello que no es positivo.

Cosas que sí, cosas que no

Nadie es perfecto y por supuesto, tampoco son perfectas las relaciones que se establecen.

La cuestión central es: ¿qué debes tolerar de una persona y qué no para seguir adelante con la relación? ¿Debes ser ampliamente tolerante o tener parámetros estrictos?

Si quieres llevar adelante una relación saludable, estas son algunas cosas que no debes soportar.

1 Si él no muestra interés hacia tus actividades, es una gran llamada de atención y que no debes dejar pasar por alto. Una pareja debe compartir sus aficiones, para poder apoyarse y acompañarse. Esto se extiende a las actividades diarias: si le da lo mismo si te fue bien o mal en el trabajo, seguramente no te conviene tenerlo a tu lado. Quien realmente se interesa en ti, está pendiente de lo que haces y cómo te sientes.

2 Los mentirosos compulsivos no son una buena compañía para tu vida. Hay quienes mienten en cosas muy pequeñas o en cosas muy grandes, pero no resultan buenos compañeros, porque la confianza es otro valor fundamental en una pareja. Si pillas que él te dijo que iba a ver a sus padres pero estaba con sus amigos o te engañó con la hora de salida del trabajo, es algo que debes tener muy en cuenta: quizás lo mejor sea terminar con esa relación.

3 Una persona que no expresa sus sentimientos puede no resultar una pareja saludable. Todos necesitamos esos pequeños gestos que nos indican que somos amados y si él no dice nunca sus sentimientos, no es una buena señal. Si en la pareja la única que expresa lo que siente eres tú, con el paso del tiempo puede ser algo desgastante.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"