Lo importante es COMO lo dices. Comunícate mejor con tu pareja.

Las peleas de pareja a veces se dan no por lo que dices, sino como lo dices. Es increíble como las palabras tienen tener efectos, tanto positivos como negativos en la naturaleza humana, específicamente en las relaciones de pareja o incluso en relaciones interpersonales. El neurólogo y decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Rosario, Leonardo Palacios, resalta el enorme poder de la palabra, mencionando que las palabras pronunciadas, sean positivas o negativas, generan una rápida descarga emocional en  el cerebro.


Es el hemisferio derecho del cerebro, encargado de las emociones, el que recibe y asimila las palabras positivas. De esa forma generan placer, sorpresa y alegría. Por otro lado, Palacios reafirma que para que las palabras sean interpretadas de una u otra forma, tiene mucho que ver el tono, el volumen y el contexto en el que se esté diciendo. 

Eso también incluye el acto de seducir.

“Hasta la ofensa más horrible puede ser asimilada coloquialmente si se dice con un tono suave”.

Si te lanzas a una conquista, o reconquista“La parla” puede jugar favorablemente y sobre todo, por supuesto el hecho de hablar de cosas positivas. Con eso conseguirás enamorarlo cada vez más, se sentirá feliz y con ganas de permanecer siempre a tu lado.

Por supuesto que esto no significa callar los aspectos negativos. Tú tienes la total libertad de hablar sobre los puntos que no te gusten de tu hombre, o de la relación que llevas con él.

Justamente sobre el punto, el neurólogo Palacios aclara en otros términos, que cambiar tu lenguaje o tu forma de hablar, no significa cambiar tu personalidad, simplemente es parte de un contexto educacional que puedes adquirir y por supuesto, te dará ese encanto que tanto fascina a los hombres.

A continuación te explicaremos cómo manejar la situación ante un hombre, sobre todo la manera de hablar con ellos para tenerlos siempre.

Trata de dirigirte siempre en un contexto positivo

 

 

Por lo general utilizar la palabra NO o alguna que manifieste negación, hace trabajar al cerebro, logrando que se interprete de manera contraria a lo que se expresa. Por ejemplo, aunque signifique lo mismo “No quiero que nos separemos” o “no quiero estar enfermo” y “Quiero estar para siempre a tu lado” o “quiero estar sano”, el cerebro interpretará las dos primeras frases como negativas, por más que signifiquen lo contrario. Por eso, lo recomendable es utilizar siempre palabras que estimulen al cerebro de manera positiva, esto es bueno para quien lo dice y conseguirás que la otra persona desee seguir escuchándote y estar a tu lado.

Trata de no criticarte ni criticar a los demás

Erróneamente las mujeres pensamos que mientras nos critiquemos a nosotras mismas, estaríamos abriendo una puerta para que ellos aparezcan a levantarnos el ánimo y llamar aún más su atención. Generalmente buscamos criticarnos físicamente o anímicamente.

Las palabras negativas o insultantes son las que activan la amígdala, que es la estructura del cerebro vinculada a las alertas, y esto sin pérdida de tiempo, genera cierto malestar, ansiedad o ira.

Según Palacios es en ese momento donde la persona tiene dos opciones: reaccionar a la provocación de la misma manera o actuar con la razón, aplicando la indiferencia.

Por eso, en vez de buscar criticarte por las cosas malas que supuestamente tienes, buscando un elogio,trata de cambiar tu mentalidad, enfocándote en una solución de manera positiva. Por ejemplo si te ves gorda utiliza una frase como “Quiero ir al gimnasio para verme bien”. O en lugar de criticar a tu pareja por las cosas que hace mal ,trata de decir “podríamos hacer así, para llevarnos mejor”.

Que las groserías no formen parte de tu lenguaje

Utilizar demasiadas groserías en tu lenguaje pueden no dejarte bien parada ante un hombre( ni ante nadie). Como muestra de respeto hacia tu pareja o futura pareja, trata de ir desechando todo tipo de grosería, de esa manera lograrás bloquear cualquier tipo de puerta que pueda conducirte a la ofensa. No es correcto asumir, que ser groseros sea “cosas de hombres” y que les queda bien decirlas, pero comúnmente escuchamosque sea mas usual que salga más de boca de ellos que de las mujeres.

Aprende a ser agradecida

Siempre es importante ser agradecidas con la persona que tenemos al lado, muchas veces, cuando suceden cosas buenas, momentos maravillosos para la pareja, o cuando los hombres hacen algo por nosotras, simplemente lo tomamos como algo normal y hasta olvidamos destacar esos detalles. Pero cuando surgen momentos malos, que pudieron haber roto la relación y no lo hicieron, ante cualquier desacuerdo, inmediatamente los traemos de vuelta como una especie de escudo. Lo aconsejable es destacar siempre las cosas buenas, mientras que las malas hay que dejarlas en el último lugar. Por ejemplo “gracias por amarme”, “gracias por estar siempre ahí” o “eres el hombre más maravilloso”, pueden ser frases que podrían motivar aún más a la pareja a darte todo de sí.

No es necesario sentarte y esperar a que el hombre te brinde todo su amor para que tú lo reconozcas. Trata de hacer tu parte, de poner todo tu esfuerzo y dar lo mejor para motivarlo a hacer lo mismo por ti. Cuida y ama a tu hombre, ellos también necesitan del reconocimiento tuyo para ser cada día mejores. Ponte de pie y muéstrale que eres una mujer inigualable.

Recuerda que, a veces, como lo dices influye más que lo que dices.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"