Las ventajas menos conocidas de HACER EJERCICIO (y no tienen nada que ver con bajar de peso)

En internet abundan las historias de personas que, a través del ejercicio físico, lograron bajar de peso y mejorar drásticamente su calidad de vida.

Esa historia es un poco diferente, porque estas personas no tenían problemas de peso, pero se vieron beneficiados de otras maneras, que no habían pensado en un principio.

Una vida normal

Alejandro es un joven veinteañero que nunca tuvo necesidad de hacer ejercicio para bajar de peso, ya que él siempre estuvo por debajo de su peso ideal. En algunos momentos de su vida, bastante por debajo.

Antes de casarse, llevaba una vida como la de cualquier otro joven: trabajaba de día, estudiaba de noche, al igual que su novia. La alimentación de ambos no era la adecuada: comidas a deshoras y sin fijarse mucho si eran o no balanceadas.

El único ejercicio diario era caminar dos cuadras, hasta la parada del colectivo que lo llevaba y lo traía del trabajo y la universidad. No había otra actividad en su vida.

Todos los fines de semana, fiestas de aquí para allá, con bebidas alcohólicas. No había tanto exceso, pero sí lo hacían siempre.

Esposos

Todo siguió así, hasta que se casaron.

Cuando la pareja se unió en matrimonio y como una manera de romper con la vida de solteros, ambos se propusieron dejar de lado los malos hábitos y cambiarlos por otros más saludables.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"