Las tristes declaraciones del (indiscreto) padre de la princesa

A casi dos meses de la boda real entre el príncipe Harry y Meghan, el padre de esta, Thomas Markle, no está pasando por un buen momento.

Es que el hombre piensa que la relación con su hija está definitivamente rota.

Difícil situación

La relación entre familiares políticos nunca es fácil… y especialmente si una de las partes pertenece a la nobleza.

Thomas Markle, de 73 años, confesó que teme haber arruinado la relación con su hija y con su yerno, el príncipe Harry, por no haber asistido a la ceremonia. “Creo que ahora se cansaron de mí. Creo que la relación está perdida para siempre”, dijo a sus allegados.

De hecho, el exiluminador de Hollywood piensa que nunca volverá a ver a su hija, ya que, además de la situación con Meghan y Harry, cree que el resto de la familia real no lo acepta.

Las metidas de pata

El comportamiento de Thomas Markle ha tenido varias actitudes que atentan contra la posibilidad de una buena relación con la nueva familia de su hija… y esto viene desde antes de la boda.

Días antes de la ceremonia, el hombre se vio envuelto en un escándalo, al conocerse que había arreglado con los paparazzi varias de las fotografías de su día a día en México, que habían llegado a los medios británicos como “robados”.

Posteriormente Markle reconoció que fue un error haberse sacado las fotos para los paparazzi, pero argumentó que lo había hecho con la intención de mejorar su imagen y ayudar a su hija.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"