Las personas que siempre llegan tarde viven más tiempo y son más inteligentes, según estudio

Ella explica: “Realmente creen que pueden ir a correr, recoger su ropa en la tintorería, comprar comestibles y dejar a los niños en la escuela en una hora”.

Sin embargo, esta tendencia a la tardanza podría tener sus beneficios, ya que la forma en que las personas ‘tardonas’ piensan que los hace más creativos y equipados para el éxito.

Un profesor asociado de psicología de la Universidad Estatal de San Diego descubrió en su estudio que debido a que las mentes de quienes llegan tarde están libres de restricciones de tiempo, hay más espacio para el pensamiento creativo.

Lo que los investigadores descubrieron fue que las personas que siempre llegan tarde están menos estresadas porque no permiten que las fechas límite o los periodos de tiempo causen estrés poco saludable.

A diferencia de las personas que se esfuerzan por llegar siempre a tiempo, las personas que llegan tarde no permiten que los minutos en un reloj los estresen.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"